Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus

El 'Plan Marshall' de la Diputación de Málaga tendrá 233 millones de euros para gastar este año

  • Se inyectará dinero a los ayuntamientos para que lo empleen en lo que necesiten, habrá 65 millones de euros para obras públicas o 20,6 millones para reforzar la política social

  • La Diputación bonificará a los hoteles con 2,5 millones de euros

Francisco Salado durante un acto en la Diputación de Málaga Francisco Salado durante un acto en la Diputación de Málaga

Francisco Salado durante un acto en la Diputación de Málaga / Javier Albiñana

El Plan Marshall de la Diputación de Málaga para recuperar la economía de la provincia tendrá un presupuesto de 233 millones de euros para gastar este mismo año. "Es el plan más ambicioso de la historia de la Diputación", ha señalado este martes el presidente del organismo supramunicipal, Francisco Salado, quien ha comentado que "su éxito será la inmediatez, por lo que tenemos que ponerlo en marcha lo antes posible". Ha habido consenso con la oposición y la intención del equipo de gobierno, formado por el PP y Ciudadanos, es aprobarlo en pleno este mismo mes de mayo. 

Este documento tiene muchas líneas de actuación, entre las que destacan la apuesta por los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes -a los que se inyectará dinero de forma incondicionada para que lo inviertan en lo que consideren más necesario-, la inversión de 65 millones de euros en obras públicas para reactivar la construcción, la bonificación de las estancias hoteleras para ayudar al sector turístico o un desembolso de 20,6 millones de euros para fortalecer las políticas sociales

Esos 233 millones de euros, según ha detallado Salado, proceden de tres vías. Por una parte, se utilizarán 145 millones de euros del presupuesto de 2020. A eso se le sumarán 60 millones de los remanentes de tesorería de la Diputación, del Patronato de Recaudación Provincial y de los consorcios de Agua, Bomberos y Residuos Sólidos Urbanos; y 28 millones de euros de proyectos que se iban a realizar este año pero que, al no ser prioritarios, se cambiarán por otras iniciativas más apremiantes. 

"La prioridad del plan es el empleo y la recuperación del tejido económico, por lo que está destinado a las familias, las empresas, los ayuntamientos y todos los trabajadores", ha comentado Salado, quien ha precisado que "se han incorporado la mayoría de las propuestas de la oposición -PSOE y Adelante Málaga- y se ha hablado con los alcaldes".

La primera gran línea de este plan será el apoyo a los municipios menores de 20.000 habitantes. La Diputación dará 70 millones de euros a los ayuntamientos hasta finales de año con la facilidad de que serán de libre disposición, es decir, que cada alcalde podrá utilizar el dinero en lo que considere más importante para su municipio. A eso hay que añadirle el plan de concertación municipal a través del cual la Diputación invierte cada año en 87 localidades. "Hace dos meses movilizamos 15 millones de euros para esa concertación y quedan otros 18,8 millones de euros por dar, de los cuales 17 millones serán también fondos incondicionales y 1,8 millones sí tendrán un destino específico al formar parte de planes que ya están funcionando", ha dicho Salado. 

Otra ayuda para los ayuntamientos será que quedaran exentos de pagar las cuotas que quedan de 2020 de los consorcios de Agua, Bomberos y Residuos Sólidos. "Los ayuntamientos menores de 5.000 habitantes ya no lo pagaban y ahora el resto tampoco, lo que les supondrá un ahorro de 6 millones de euros que podrán destinar a otras cosas", ha añadido el presidente del organismo supramunicipal. "Es una apuesta sin precedentes por los ayuntamientos y la economía local. Nunca ha habido un equipo de gobierno tan municipalista. Creemos en los alcaldes y en la autonomía local porque los alcaldes saben de primera mano los problemas que hay en sus municipios y pueden trabajar con más eficacia y más rapidez, por lo que van a ser nuestro instrumento para llevar a cabo el plan", ha señalado Salado. 

La construcción es uno de los pilares de la economía provincial y la Diputación ha anunciado que invertirá este año 65 millones de euros en obras públicas para recuperar a las pymes, generar empleo y mejorar los equipamientos en los municipios. Habrá actuaciones en carreteras, obras en los pueblos, se continuará con la senda litoral o con el plan de fomento del empleo agrario.

En materia turística, una de las principales novedades es que Salado ha anunciado un plan de bonificación de estancias hoteleras que supondrá, en principio, una inyección de 2,5 millones de euros en los hoteles para que puedan sortear mejor la gran caída de la demanda que se espera este verano. "Vamos a estar al lado del sector turístico", ha dicho Salado, que explicará más detalles de este plan en una rueda de prensa esta semana. Esos 2,5 millones se sumarán a los 10,8 millones de euros del presupuesto de Turismo Costa del Sol para la gestión y promoción de este destino turístico. 

Salado también ha asegurado que incrementarán el presupuesto, hasta los 20,6 millones de euros, para políticas sociales. Reforzarán sus centros de dependencia o el servicio de ayuda a domicilio con 17,7 millones de euros. Habrá también 1,2 millones de euros para medidas de apoyo a la industria cultural

Por su parte, el vicepresidente de Diputación Juan Carlos Maldonado, de Ciudadanos, ha recalcado el apoyo de todos los partidos políticos a este plan y ha precisado que "necesitamos que las empresas de Málaga se adapten a la nueva realidad y que tengan financiación para poder llevarlo a cabo y generar empleo",

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios