Málaga

Pocahontas, la perra robada en Aranjuez, estaba entrenada para asistir a una niña malagueña

  • Su entrenador Alfonso García, natural también de Málaga, explica que "la familia está destrozada" porque llevaban años esperando una ayuda como ésta

  • El animal estaba preparado para encender y apagar luces, recoger objetos del suelo, abrir puertas e, incluso, ayudar a Clara a quitarse los zapatos

El adiestramiento de 'Pocahontas' para ayudar a una niña discapacitada de Málaga

Este miércoles debería de haber sido el día en el que Clara y Pocahontas se conociesen por fin. Después de ocho meses de cría y entrenamiento, la perra labradora negra estaba preparada para asistir a su futura dueña, una niña malagueña de 15 años con problemas de movilidad. Pero el lunes fue robada a punta de pistola en Aranjuez de manos de su entrenador y, por el momento, no tienen pistas de su paradero. 

El robo ocurrió muy rápido. Alfonso García, adiestrador malagueño, entrenaba a Pocahontas en una zona residencial de la localidad madrileña. En concreto estaba enseñándole a cruzar un paso de cebra y respetar las distancias de seguridad de la calzada. Vieron que una furgoneta marca Renault Express se aproximaba y esperaron a que pasara.

Pero el vehículo se detuvo y salieron de él dos hombres de la parte delantera. Le pidieron dinero a Alfonso y éste les dijo que no llevaba nada. Acto seguido salieron otras dos personas de atrás, uno de ellos empuñando una pistola. "Me quedé totalmente bloqueado por el miedo, paralizado, les dije que llevaba la cartera en el chaquetón, me la quitaron y me dieron un tirón de la correa, cogieron en brazos a la perra, la metieron en la  furgoneta y se fueron", relata el adiestrador. 

"No sé si se dieron cuenta en ese momento y la perra ha sido un daño colateral o me estaban vigilando e iban a por ella", agrega Alfonso, aún con el susto en el cuerpo y la pena de haber perdido a una animal con el que lleva conviviendo y trabajando durante meses. 

Alfonso salió corriendo a por su coche. Intentó seguir a los ladrones para poder ver, al menos, el camino que seguían y advertir a la Policía. Fue en vano. Desaparecieron rápidamente y no pudo hacer nada más. Eran las 11:00 de la mañana y ocurrió "en una calle bastante tranquila de aceras anchas y manzanas de edificios, donde es fácil trabajar", relata. 

Pocahontas, la labradora robada este lunes en Aranjuez. Pocahontas, la labradora robada este lunes en Aranjuez.

Pocahontas, la labradora robada este lunes en Aranjuez.

Además del entrenamiento básico, el experto afirma que estos perros reciben un adiestramiento específico según la asistencia que prestarán a sus dueños. Para servir a Clara, que se desplaza en silla de ruedas, Pocahontas aprendió a coger las cosas del suelo y ponérselas en el regazo, abrir puertas, encender y apagar luces e, incluso, bajar la cremallera de la chaqueta y ayudarla a quitarse los zapatos. 

"Su valor es casi incalculable, son 24 horas de trabajo con el animal, el proceso de cría y crecimiento, los gastos alimenticios, de veterinario y el entrenamiento", señala Alfonso. Y subraya que en la familia "están totalmente destrozados, llevan años esperando y ha ocurrido esto a dos días de la entrega". 

La perra ha sido entrenada durante ocho meses por Alfonso García. La perra ha sido entrenada durante ocho meses por Alfonso García.

La perra ha sido entrenada durante ocho meses por Alfonso García.

Una amiga de la madre de Clara se involucró mucho y fue recaudando a través de sorteos y rifas para el entrenamiento de Pocahontas. Pero la pérdida, más que económica, es sobre todo es emocional. "Por la ayuda que iba a recibir, era un soporte para su día a día y ahora se queda como un ciego al que le quitan el bastón", considera el entrenador. 

Aunque "la esperanza es lo último que se pierde", llevar tres días sin noticias de la pequeña labradora les hace temer lo peor.  La Fundación Bocalán, una escuela de formación canina madrileña que se encargaba de este ejemplar, ha pedido la colaboración en las redes sociales para encontrar al animal. También una recompensa de 800 euros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios