GOA

“Si te sientes policía aquí es donde mejor se puede estar”

  • Dos policías del GOA recuerdan su actuación en la avalancha durante la procesión de El Cautivo y en la celebración de la clasificación del Málaga CF en la Copa de Europa

Imagen de grupo de varios componentes del GOA Imagen de grupo de varios componentes del GOA

Imagen de grupo de varios componentes del GOA

Antonio y Jordi echan la vista atrás y caen en la cuenta de que visten el uniforme de la Policía Local desde hace más de 15 años. Desde el asiento trasero del furgón del GOA en el que patrullan recuerdan sus comienzos en la unidad. “No sabíamos ni a dónde íbamos”, afirma Antonio. Jordi fue el primero en presentar la solicitud de acceso. Ambos superaron con creces las pruebas físicas y teóricas, además de un supuesto policial sobre ilícitos penales y ordenanzas de convivencia. “Firmamos una carta en blanco para los dos años siguientes”, expresa Antonio, que a renglón seguido se refiere a las ocasiones en que han apoyado a la Unidad de Intervención Policial (UIP, antiguos antidisturbios) en la escolta de equipos de fútbol y asegura orgulloso: “Estamos preparados”.

Las fiestas de la primavera, que perdieron su esencia para convertirse en auténticos macrobotellones, han sido durante años uno de sus caballos de batalla. Tampoco olvidan la estampida durante la procesión de El Cautivo, en la Semana de Santa de 2017, ni el día en que el Málaga CF se clasificó para la Champions hace ya seis años. “Éramos nueve y ellos miles. Toda la afición quería entrar en la Fuente de las Tres Gracias. Hicimos una línea de contención”, relata. “Aquello fue una prueba de fuego”, añade Antonio.

La continua formación del GOA, que se complementa con prácticas de tiro, es tan exigente como su calendario de trabajo. “Si te sientes policía, aquí es donde mejor puedes estar”, defiende Jordi. Para Antonio, lo más satisfactorio es culminar la jornada “con la hoja en blanco, llegar a casa” y que ninguno agente haya sido baja.

Entre sus reivindicaciones destaca la de llevar armas largas, principalmente en lo que tras los atentados terroristas de París y Niza conocen como puntos lobo –calle Larios y la plaza del Siglo, una de las zonas más concurridas–. La Junta de Andalucía lo sigue desestimando. “Los medios que tenemos para hacer frente no son los más adecuados”, apostilla el oficial Carrasco, que asegura que la Policía Local es la primera que acude a las intervenciones y se pregunta: “¿Por qué no podemos llevar un arma del mismo calibre que la que utilizan los cazadores?”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios