Málaga

La Policía Local precinta el bar de La Invisible por "riesgo grave para la salud"

  • El Servicio de Sanidad decreta la "inmediata suspensión" de la actividad del local

Presencia de activistas en el patio de la Casa Invisible, ayer por la tarde. Presencia de activistas en el patio de la Casa Invisible, ayer por la tarde.

Presencia de activistas en el patio de la Casa Invisible, ayer por la tarde. / c. pajariño

Agentes de la Policía Local de Málaga se personaron en la tarde de ayer en la Casa Invisible y precintaron parte de las instalaciones del bar, en concreto los grifos de agua y la nevera. La actuación se produjo en cumplimiento del decreto emitido por el Servicio de Sanidad del Ayuntamiento después de que tras ser analizada una muestra de agua se detectasen trazas de la bacteria Escherichia Coli, es decir, de restos fecales. La intervención fue confirmada por el concejal de Seguridad, Mario Cortés, quien aclaró que la medida no afectaba a la parte cultural de la Casa Invisible. "Ese espacio puede seguir funcionando, pero no como bar de copas, por no cumplir con las condiciones mínimas", aseguró minutos después del precinto.

En el decreto, emitido con fecha de ayer, el Servicio de Sanidad fue concluyente al aducir la existencia de un "riesgo grave y extraordinario para la salud de la población", acordando "la inmediata suspensión/cese de la actividad de restaurante/bar/cafetería hasta la regularización de las autorizaciones necesarias". Al tiempo, el ente municipal advierte de que el incumplimiento de este mandato "podrá dar lugar a que se pase el tanto de culpa a la Jurisdicción Penal por desobediencia a la Autoridad".

La Invisible habla de un nuevo intento de desalojar el edificio por parte del Consistorio

Uno de los activistas del colectivo cultural, que se encontraba en el inmueble cuando llegó la Policía, precisó a este periódico que los agentes vinieron con la intención de clausurar el patio". "Han venido con la excusa de la calidad del agua, pero hace dos días vino una visita de inspectores de Sanidad en la barra precisamente por el agua y en el acta ponía que no les habíamos permitido coger una muestra, cuando realmente les insistimos mucho en que la cogieran", explicó. Apenas "diez o quince minutos después" de que se tuviese conocimiento de la presencia policial, del orden de un centenar de simpatizantes se concentraron en el patio del edificio de la calle Nosquera. "Nos sentimos muy respaldados y sabemos que no estamos solos ante cualquier situación futura que se pueda dar", añadía este activista.

Por medio de un comunicado, la portavoz de la Casa Invisible, Amanda Romero, abundó en que el propósito de la Policía Local era la clausura del patio, lo que fue evitado por la presencia de personas. Romero habló de "un amplio" operativo que "ha intentado desalojar La Casa Invisible". Al parecer, entraron agentes de paisano con una orden de cierre cautelar del patio y con "el mandato de clausurarlo", pero "la presencia de numerosas personas ha hecho a la policía replantearse la actuación". Tras una conversación con miembros del centro social, "no se han atrevido y han optado por precintar las neveras y grifos de la barra". Desde La Invisible denunciaron "este nuevo intento de desalojo sorpresa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios