Municipal

La Policía Local retira los patinetes arrojados sobre la muralla medieval de Carretería

  • Actúa casi cuatro horas después de que recibiese el aviso por parte de un vecino del Centro 

  • Cortés confirma que se enviará un informe a la Policía Nacional para que profundice en la investigación

Imagen de los patinetes sobre la muralla medieval. Imagen de los patinetes sobre la muralla medieval.

Imagen de los patinetes sobre la muralla medieval.

Comentarios 2

Varias horas después de recibir el aviso por parte de un vecino del Centro, la Policía Local ha procedido a la retirada de los cuatro patinetes arrojados sobre los restos de la muralla medieval de la calle Carretería. Según ha confirmado el concejal de Seguridad, Mario Cortés, la intervención se ha producido hace apenas media hora. Los agentes trasladados al lugar procedieron a recuperar estos vehículos de movilidad personal (VMP), pertenecientes a la empresa Tier, a pesar de que no pudieron contactar con nadie que abriese el vallado que delimita los restos.

Cortés ha precisado que, de acuerdo con la primera inspección al lugar, no se observan daños en la muralla. A pesar de eso, se va a dar forma a un informe sobre lo ocurrido que será remitido a la Policía Nacional con el fin de que profundice en la investigación. La trascendencia del suceso es mayor dado que la muralla está catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC).

La intervención de la Policía Local se produce, eso sí, después de que en un primer momento se ignorase la denuncia realizada por un vecino por medio de una llamada a la sala del 092. La misma se realizó a las 15.13 de esta tarde, si bien fue a las 11:45 cuando otro residente se percató de la presencia de los patinetes.

De acuerdo con la conversación mantenida por el vecino responsable de la llamada, la reacción de la Policía fue nula en ese momento. Este periódico pudo conocer detalles del diálogo entablado, en el que la operadora se escuda en varias ocasiones que en la ausencia de "una normativa que diga que tenemos que quitar eso... ni ninguna ordenanza municipal", apunta en referencia a los patinetes. Un aspecto que ya fue recordado semanas atrás por el concejal de Seguridad, Mario Cortés, para justificar la imposibilidad de retirar los patinetes mal aparcados.

El concejal de Seguridad señala que no se detectan daños sobre los restos de la muralla

"Si va una unidad para allá quién abre", se pregunta la operadora del 092, ante lo que el vecino apunta que debe existir algún personal municipal que disponga de una llave para poder acceder a ese tramo de la muralla, que se encuentra delimitado por una valla. Ante la insistencia del vecino, la operadora accede a realizar una consulta al jefe de sala.

Tras dos minutos de espera, la operadora repite el discurso inicial, en el sentido de que la Policía Local no puede actuar "porque el patrimonio está cerrado; cuando abran dirán que vayamos para allá". Ante la reticencia inicial, el vecino señala su interés en que se abra atestado por parte de la Policía Local ante lo ocurrido.

"Es un caso de vandalismo y alguien tendrá la responsabilidad", dice el vecino, ante lo que la operadora se limita a contestar: "De momento no tenemos ninguna responsabilidad". La llamada concluye en estos mismos términos incluso después de que el residente recordarse que puede tratarse de un acto vandálico contra el patrimonio histórico de la ciudad.

Ante estos hechos, este periódico contactó con el concejal de Seguridad, quien tras informarse de lo sucedido confirmó que se enviaría una unidad a la zona y que se elaboraría el informe ya mencionado con remisión a la Policía Nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios