Málaga

La Policía Local pone más de 3.000 sanciones por beber en la calle

  • La cifra, de 2017, cae respecto a los 3.587 de 2016 y a las 4.611 de 2015

  • A pesar de los datos, el edil de Seguridad cree que el 'botellón' como fenómeno de fin de semana "se ha eliminado"

Una de las actuaciones de la Policía Local en la plaza Mitjana, en una imagen de archivo. Una de las actuaciones de la Policía Local en la plaza Mitjana, en una imagen de archivo.

Una de las actuaciones de la Policía Local en la plaza Mitjana, en una imagen de archivo.

Comentarios 1

Lejos queda la imagen de la Plaza de la Merced invadida por varios miles de jóvenes llegados con bolsas de plástico repletas de botellas de alcohol y refresco. La estampa se repetía fin de semana tras fin de semana hace una década, provocando el clamor y la denuncia de los residentes del entorno, al punto de acabar siendo prohibido a partir de 2009. Sin embargo, ocurre con las meigas en Galicia, "haberlo haylo". Reducido y mezclado con el ocio nocturno de la capital de la Costa del Sol, el consumo en los espacios públicos, no autorizados, sigue formando parte del comportamiento de muchos.

Las estadísticas objetivas ponen de manifiesto, de un lado, que siguen siendo muchas las intervenciones que se acumulan por parte de la Policía Local para poner freno a esta práctica y, de otro, que las mismas decrecen de manera clara en los últimos años. De manera precisa, según los datos aportados por la Policía Local, en 2017 se abrieron un total de 3.176 denuncias por "actividades de ocio en espacios abiertos", estando la mayoría de ellas relacionadas con la permanencia y concentración de personas bebiendo en zonas no autorizadas y/o consumiendo alcohol en espacios públicos no autorizados.

El Morlaco, Puerta Oscura y el entorno de San Rafael, zonas donde sigue habiendo 'botellón'

Ambos preceptos de la normativa vulnerados supusieron a lo largo de los doce meses un total de 2.991. El número se reduce respecto a las 3.587 sanciones abiertas en 2016 por estos mismos conceptos y a los 4.611 de 2015. En los dos últimos periodos la caída es del 35%. Por periodos, Semana Santa y Feria se asoman como los que concentran mayor número de multas, algo lógico si se toma en consideración las grandes aglomeraciones en las calles.

Esa tendencia, apreciable en 2015 y 2016, cambia parcialmente el año pasado. Al menos en lo concerniente al mes de agosto. En esa mensualidad fueron 149 las sanciones abiertas por los agentes de la policía contra los que beben fuera de los espacios permitidos. Esa reducida cifra puede estar relacionada con una menor actividad policial en un espacio temporal en el que el grueso de efectivos repartidos por el Centro, por ejemplo, estaban concentrados en la alerta terrorista existente a nivel internacional.

Salvo esta excepción, el concejal de Seguridad, Mario Cortés, incidió en que de manera genérica buena parte de las sanciones se imponen "cuando la gente viene a la Universidad; es gente nueva, de otras localidades; en Semana Santa, también con gente de fuera, y en Feria". "¿Eso quiere decir que el botellón sigue en Málaga? No, porque si evalúas el día a día es prácticamente cero. El botellón diría que se ha erradicado, pero es cierto que hay que seguir combatiendo los picos en esos momentos y hacer más campañas informativas para la gente que viene en festividades", expuso.

A juicio del edil del PP, el concepto de botellón, "como fenómeno de todos los fines de semana, casi se ha eliminando". A pesar de ello, sí admite la existencia aún de ciertos puntos, como los jardines de Puerta Oscura, la zona de San Rafael y, sobre todo, el parque de El Morlaco, donde, ante las denuncias vecinales, los agentes han actuado imponiendo multas a grupos bebiendo en la calle.

Cabe precisar que la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, sobre la que se asientan estas intervenciones policiales, alude de manera directa como potenciales infractores a aquellas personas que beben fuera de los espacios autorizados. En el caso del Centro, estos serían los correspondientes a las terrazas de los bares, por ejemplo. Es decir, que no se especifica entre el joven que se encuentra en la Plaza Mitjana fuera de una terraza o aquellos otros que se concentran en El Morlaco.

El ejemplo de Mitjana es el de uno de los puntos que en los últimos tiempos ha sido más conflictivo. En especial por la continua queja de los vecinos del entorno, que han denunciado en reiteradas ocasiones la acumulación de personas en las noches de muchos fines de semana y en periodos concretos. Este malestar hizo, por ejemplo, que en septiembre de 2016 la Policía Local empezase a sancionar a los clientes de los bares de la zona que salían con sus bebidas más allá de las terrazas.

A pesar de la reducción de las sanciones, el presidente de la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, Alfonso Miranda, se quejó de que los problemas derivados de la gente bebiendo en la calle se mantienen. "Lo que antes se llamaba botellón ahora es estar a deshora en la calle, con los horarios inéditos que tienen los bares de copas; eso de estar hasta las 03.00 de la mañana no se ve en ningún sitio de Europa", denunció, al tiempo que añadió: "Ahora no se da el botellón en masa, pero rara es la noche o el fin de semana que a las 5 de la mañana no hay follón en la calle".

El mismo balance de la Policía Local presta igualmente atención al comportamiento de los locales de hostelería por la venta o dispensación de bebidas alcohólicas fuera del establecimiento o de las zonas autorizadas. En este caso concreto, el año pasado se impusieron 185 sanciones, siendo junio y octubre los meses en los que más expedientes. Las sanciones fueron inferiores a las 226 de 2016 y casi semejante a las 189 de 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios