Málaga

La Policía reabre el caso del niño pintor de Málaga 33 años después de su desaparición

  • El rastro de David Guerrero Guevara se perdió el 6 de abril de 1987, cuando tenía 13 años y un prometedor futuro como artista

  • Ninguna pista ha logrado arrojar luz todavía para esclarecer lo sucedido

Inaugurada la primera exposición de 'El niño pintor' desaparecido en 1987 Inaugurada la primera exposición de 'El niño pintor' desaparecido en 1987

Inaugurada la primera exposición de 'El niño pintor' desaparecido en 1987

La Policía Nacional ha reabierto el caso del niño pintor de Málaga 33 años después de su desaparición. A David Guerrero Guevara se le perdió la pista el 6 de abril de 1987, cuando tenía 13 años y un prometedor futuro artístico. Ahora, según ha avanzado Sur, los agentes están reconstruyendo la investigación policial llevada a cabo entonces para intentar buscar algún cabo suelto que permita arrojar luz sobre lo que pasó.

Han transcurrido ya más de tres décadas de aquel 6 de abril de 1987, cuando el apodado como niño pintor de Málaga se dirigía a una galería en la que estaba expuesta una obra suya dedicada al Cristo de la Buena Muerte. Su rastro se perdió en los 150 metros que separaba su casa de una parada de autobús, que no llegó a coger. Ninguna pista ha llevado todavía al esclarecimiento de lo sucedido.

El caso se archivó de forma provisional en julio de 1996, y la ausencia de nuevas líneas de investigación, así como la prescripción de los posibles delitos ha hecho que, judicialmente, este sea un caso cerrado. Pero desde el punto de vista policial, se rastreará las pistas que puedan ayudar a resolverlo, en base a los nuevos procedimientos científicos.

Hace unos meses, Gema, una compañera de clase de David Guerrero, encontró en el buzón de su casa, junto con publicidad y cartas, un dibujo original que el niño pintor le regaló antes de desaparecer, siendo una de las pistas que se manejaba en la investigación llevada a cabo en su momento.

Tras el hallazgo, el 4 de octubre de 2019 acudió a la Comisaría Provincial acompañada por Jorge Guerrero, el hermano del niño pintor, para entregar la caricatura. Al parecer, el dibujo, hecho a lápiz y que encajaría con una caricatura, lo relacionó la policía con una foto de un ciudadano suizo que se hospedó en un hotel de Málaga.

La mujer, según explicó, había comprobado previamente "que la obra era la original", ya que, entre otras cosas, tenía en el reverso la fecha de 87 y "aunque no son mis números actuales, porque la caligrafía cambia con los años, sí los reconozco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios