Municipal

Porras presume de gestión y de los “efectos visibles” de la mejora del servicio de Limasa

  • Anuncia el traslado de las instalaciones de Camino de la Térmica en la semana del 18 de marzo 

  • Crearán dos nuevos puntos de trabajo en la zona Este y en Teatinos para ganar "eficiencia"

Imagen de archivo de los camiones de Limasa en las instalaciones del Camino de la Térmica. Imagen de archivo de los camiones de Limasa en las instalaciones del Camino de la Térmica.

Imagen de archivo de los camiones de Limasa en las instalaciones del Camino de la Térmica. / Javier Albiñana

En plena polémica sobre el futuro del modelo de limpieza de la ciudad, con la apuesta frustrada al menos temporalmente del alcalde, Francisco de la Torre, por municipalizar Limasa, y con el gerente de la sociedad mixta, Rafael Arjona, señalado por sus comentarios sobre el carácter hereditario de los puestos de trabajo, la concejala responsable del área, Teresa Porras, ha comparecido este viernes para informar de las novedades proyectadas en las siguientes semanas y meses y para hacer balance de las actuaciones ya planteadas y que, desde su punto de vista, han permitido "mejorar el servicio".

El relato de hechos desglosado por la edil del PP tiene como punto de partida su llegada al puesto, lo que ocurrió en abril del año pasado, cuando fue elegida por De la Torre tras relegar en sus funciones al ya ex concejal Raúl Jiménez. Desde mayo de ese mismo ejercicio, según ha expresado Porras, se introdujeron cambios en el funcionamiento de Limasa que permitieron reforzar la limpieza y la recogida de basura, "que están teniendo efectos visibles".

Recogida de basura en el Centro histórico de Málaga. Recogida de basura en el Centro histórico de Málaga.

Recogida de basura en el Centro histórico de Málaga. / J. Albiñana

De manera precisa, se ha referido a la remodelación del baldeo y limpieza con agua a presión; la recogida de residuos en el Centro histórico, con un doble turno, lo que a su juicio hace que se "note mucho" la acción; también en los polígonos industriales, donde se han sustituido las cajas de 5 metros cúbicos que había por contenedores de 1.100 litros, dando "un importante vuelco en el que se encontraban las zonas industriales"...

A los cambios materializados en los casi diez meses que lleva en el cargo, Porras ha añadido la relación de medidas que se van a desarrollar de manera inmediata. La primera de ellas, con la previsión de ser iniciada en la semana del 18 de marzo, será el traslado de las instalaciones de Limasa en el Camino de la Térmica.

Todo el material asentado en este enclave pasarán a una parcela aledaña al parque de Hermanos Brönte y que, según la edil, estaba cedida hasta la fecha a una autoescuela. De acuerdo con lo apuntado desde el Consistorio, se tratará de una "transición ágil", dado que el solar ya está pavimentado, sin que se requiera una gran reestructuración.

Otros movimientos ya fijados "tras un análisis estratégico" entre los técnicos municipales y de Limasa es la creación de dos nuevos puntos de asentamiento de la empresa de limpieza en la zona Este y en Teatinos. En el primero de los casos, se tratará de una nave que permitirá albergar los servicios de limpieza de playas y limpieza viaria, ganando con ello "eficiencia, gracias a la disminución significativa en los tiempos de desplazamiento".

El otro centro de trabajo estará en Teatinos, en una parcela de titularidad municipal que será cedido a Limasa, será para dar servicio a las tareas de barrido manual con carrito. Estas instalaciones podrán dar cabida a unos 20 operarios y abarcará a la mayor parte del distrito Universidad-Teatinos. Según los datos manejados por el Ayuntamiento, esta medida va a permitir mejorar el aprovechamiento efectivo en tiempo de trabajo en torno a un 20% por operario, “debido a ahorros de tiempo en desplazamientos, lo que también supone ahorro en combustible y reducción de emisiones de gases contaminantes”.

A estas actuaciones se sumará también el cambio de 240 contenedores soterrados en el casco antiguo y otros barrios de la ciudad debido a su antigüedad y mal estado. El coste estimado de esta actuación es de unos 180.000 euros, según Porras. Los nuevos depósitos serán de acero inoxidable.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios