Educación

Prueba de acceso a la Universidad: Una 'selectividad' más flexible frente al Covid-19

  • Ponentes de Geografía, Biología, Matemáticas Aplicadas e Italiano explican la elaboración de los exámenes en un momento educativo tan excepcional

Uno de los exámenes de la prueba de acceso del pasado año. Uno de los exámenes de la prueba de acceso del pasado año.

Uno de los exámenes de la prueba de acceso del pasado año. / Javier Albiñana (Málaga)

Dos semanas para la temida selectividad. Ya se conocen las instrucciones. Las mascarillas serán obligatorias, tanto para el personal como para los alumnos, que tendrán que hacer los exámenes con ellas. No podrán compartir materiales como calculadoras, bolígrafos o diccionario, ni usar ascensores, salvo impedimento físico.

Al término de cada prueba, deberán abandonar el edificio de la sede, si bien podrán hacer uso de la zona de descanso habilitada, guardando la distancia de seguridad y sin formar grupos. Y también se sabe que las sedes aumentan y si habitualmente había 17, este año hay 18 y seis subsedes más, y que el llamamiento se hará una hora antes de lo habitual, a las 7:30.

Pero, al margen del cómo, lo que más asusta a los estudiantes es el qué se van a encontrar tras levantar la hoja de examen. Las ponencias de cada asignatura han confeccionado los exámenes en el momento educativo más excepcional de la historia reciente y, si bien cada prueba tendrá sus particularidades, a todas las une una mayor flexibilidad, más opciones para no perjudicar a ningún alumno, haya estado conectado o no en el último trimestre. Cuatro profesores de la Universidad de Málaga explican cómo ha sido el proceso.

José Damián Ruiz Sinoga, ponente de Geografía

En Geografía ya se había concentrado el temario y en enero se aprobó dejar los 18 temas en 12. “En la materia hay dos grandes áreas, geografia física y geografía humana y la física se suele dar a principios de curso, así que la parte que no se ha dado de forma presencial correspondería a la humana”, explica José Damián Ruiz Sinoga, ponente de Geografía.

“Este año el alumno puede diseñar mucho mejor el itinerario del propio examen, tiene más opciones a elegir, así que un estudiante que controle perfectamente el 70% de la materia puede sacar un 10 sin problemas”, agrega el docente y remarca que este año la prueba cuenta “con el doble de optatividad de la habitual”.

Por causa del confinamiento todas las reuniones han tenido que ser virtuales. “El Covid-19 ha puesto en evidencia que muchas reuniones presenciales se pueden hacer perfectamente de forma virtual, con lo que conlleva de ahorro de gasolina, tiempo y desgaste”, dice Ruiz Sinoga.

También apunta a que en el caso de Málaga “hemos estado en contacto con todos los profesores de Geografía de la provincia, tenemos una lista de distribución y todos los cambios que se han ido produciendo los hemos trasladado, además de responder a todas sus dudas”.

Julia García Galisteo, ponente de Matemáticas Aplicadas

La profesora Julia García Galisteo ha sido ponente de Matemáticas Aplicadas. “Lo que no queremos es perjudicar de ninguna manera a los alumnos”, indica y pide “tranquilidad” a los estudiantes. “Los exámenes había que entregarlos en abril y teníamos ya todas las reuniones hechas y la batería de ejercicios puestos y lo que hemos hecho ha sido darle más optatividad al alumno”, agrega la ponente.

“En vez de haber dos modelos, el a y el b con cuatro bloques cada uno, lo que hemos hecho es dar la opción de que elijan tres bloques como mínimo y de ahí hacer cuatro ejercicios”, destaca García Galisteo. No se trata de bajar el nivel, sino de hacer una prueba más flexible. “Se ha intentando de alguna forma que tengan la opción de elegir de cada bloque la pregunta que les resulte más fácil”, añade la profesora.

Alumnos concentrados en su prueba el curso pasado. Alumnos concentrados en su prueba el curso pasado.

Alumnos concentrados en su prueba el curso pasado. / Javier Albiñana (Málaga)

“Esto que parece sencillo nos ha costado muchas reuniones entre los profesores universitarios y los de instituto, porque cada uno de los 18 ponentes plantea la problemática desde su punto de vista”, señala García Galisteo. “Estamos preocupados por los alumnos, por la situación que han vivido, pero les pediría que se tranquilizasen, que los vamos a cuidar y que hemos intentado hacer lo mejor posible, dando las mayores facilidades posibles”.

Carmen Mata, portavoz de la ponencia de Italiano

Carmen Mata es la portavoz de la ponencia de Italiano. “El temario va entero pero sabiéndose los dos tercios puedes sacar la máxima nota, no es más fácil es más asequible que el año anterior. Preguntamos lo mismo, pero si damos mas opciones lo ponemos más fácil”, indica la docente. Y destaca que la consigna ha sido que “haciendo bien dos tercios del examen pudieran sacar un 10, que es lo que está garantizado que se ha visto en los institutos antes del confinamiento”.

Mata explica que el examen de su materia tiene tres bloques. "Ahora dentro de cada pregunta de cada bloque puedes elegir más, están mezcladas las cuestiones de la opción a y b y se ha hecho todo con el objetivo de no perjudicar a los que no han podido estar conectados", agrega la portavoz de la ponencia de Italiano.

"El reajustar el examen a las nuevas condiciones nos ha llevado una semana de trabajo en exclusiva", comenta la docente. Como portavoz elaboró un modelo de examen que presentó a la Junta de Andalucía y, tras recibir el visto bueno, trabajaron en la misma línea para los siete restantes que tienen que presentar los idiomas modernos. 

Después de esto, explica la profesora que lo normal hubiera sido desplazarse hasta la Universidad de Huelva, organizadora de la prueba, para entregar en mano los ocho modelos de exámenes que se elaboran. Con las restricciones de movilidad fue imposible. “Esta vez se ha entregado telemáticamente en una consigna de la Universidad, protegidos los documentos con claves y borrados a los pocos minutos para evitar cualquier tipo de filtración”, dice Mata.

Alicia Rivera, ponente de Biología

La profesora de la UMA Alicia Rivera es ponente de Biología. “Nos habíamos reunido dos veces y habíamos preparadeo un banco de preguntas, pero la última sesión para hacer el examen con las preguntas aprobadas por toda la ponencia no la pudimos hacer. Así que, tras recibir las nuevas instrucciones, “nos estuvimos poniendo de acuerdo vía whatsapp y seguimos trabajando on line”.

Los tres bloques de preguntas, uno de concepto, otro de razonamiento y otro de preguntas semi abiertas se han mantenido. La estructura es la misma. Solo que si antes se tenía que elegir entre opción a y b y contestar sus siete preguntas, ahora hay más preguntas en cada bloque para asegurarse que está incluido todo el temario y puedan seleccionar lo que han recibido de forma presencial.

“Se ha tratado de no causar ningún perjuicio a aquellos que no hayan podido estar conectados, solo con lo que estudiaron de forma presencial podrían obtener la máxima calificación, así que espero que vayan todos tranquilos”, concluye la profesora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios