Urbanismo

El Puerto de Málaga ya asume que Muelle Heredia se destinará a un complejo de oficinas

  • La negativa del Ayuntamiento a cambiar el uso del suelo fuerza a Plata a admitir este destino, aunque duda de su viabilidad

  • El presidente portuario defendía un centro comercial, para lo que contó en 2015 con una propuesta

Vista de los terrenos de Muelle Heredia. Vista de los terrenos de Muelle Heredia.

Vista de los terrenos de Muelle Heredia. / Javier Albiñana

El futuro de los terrenos portuarios de Muelle Heredia queda perfilado. La Autoridad Portuaria de Málaga asume ya por primera vez que estos terrenos serán destinados a la construcción de un complejo de oficinas y no a un centro comercial, uso por el que había apostado en los últimos años. La negativa del Ayuntamiento de la ciudad, con el alcalde, Francisco de la Torre, a la cabeza, a facilitar los ajustes urbanísticos necesarios han acabado por cerrar cualquier posible cambio de uso, dado que el planeamiento vigente sólo contempla el desarrollo de cerca de 27.000 metros cuadrados de techo de uso empresarial.

Si numerosas son las ocasiones en las que los representantes municipales han apuntado su oposición a tramitar cambio alguno en el plan especial de la zona, la posición del equipo de gobierno del PP volvió a quedar patente en encuentro mantenido el pasado miércoles entre De la Torre y Plata. En ese cara a cara, según confirmó el dirigente portuario, el regidor reiteró la necesidad de aprovechar ese espacio como asentamiento futuro de empresas. Ante esta situación, Plata es concluyente: "si dicen que oficinas pues no hay otra".

"Si no se está dispuesto a tramitar un plan especial; es lo que hay planteado", insistió Plata, quien si bien admitió la existencia de empresas que han preguntado por esa posibilidad, también aclaró que ninguna de ellas ha presentado propuesta concreta alguna. Incluso, puso en duda la viabilidad económica de la operación. "Parece ser que quienes han tenido interés en eso han visto que con oficinas no salen los números; hay una gran compañía que ha hecho un estudio y dice que no salen con oficinas", expuso. 

Por ello, es claro al señalar que el Puerto estará en situación de espera antes de activar cualquier concurso. Para ello, apuntó la necesidad de que haya varias compañías interesadas. Plata viene defendiendo desde hace años la construcción de un centro comercial. Incluso, contó en 2015 con el interés de la compañía Tremon de ir adelante con esta iniciativa.

Expertos sitúan la inversión necesaria en unos 50 millones; otros la rebajan a unos 30

De acuerdo con los datos facilitados por una consultora conocedora de la operación e implicada en la misma, la inversión que podría requerir el completo de oficinas en el puerto podría rondar los 50 millones de euros, cifra que otras fuentes expertas rebajan a algo más de 30 millones. Sea como fuere, una vez consensuado el destino definitivo del espacio, el paso próximo apunta irremediablemente a que al menos una de las compañías que, según desveló el regidor el pasado mes de noviembre, está interesada en ir adelante con este proyecto, acabe formalizando una propuesta de intervención.

En la línea de lo expuesto por el alcalde, el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, es otro de los garantes de las oficinas. A su juicio, la existencia de empresas interesadas "fortalece" la apuesta municipal. "No es que tenga nada contra el centro comercial, pero si tenemos el espacio con uso terciario vamos a respetarlo", dijo el edil del PP semanas atrás, cuando habló de la existencia de muchas empresas que están buscando superficies de oficinas en el entorno del Centro histórico. Una demanda favorecida, además, por los problemas de movilidad que sufre el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y que, en el mejor de los casos, no encontrarán respuesta hasta dentro de varios años.

La actuación perfilada en el plan especial portuario fue objeto de un concurso impulsado por el Puerto en la búsqueda de empresas dispuestas a desarrollar la intervención. La salida al mercado quedó en agua de borrajas, dado que no se presentó ni una sola firma. Aquella convocatoria estuvo marcada de lleno por la crisis económica.

Los estudios manejados en aquel momento por el propio Puerto confirmaban la existencia de empresas dispuestas a trasladar sus sedes a este nuevo complejo, un elemento al que se agarra en la actualidad el propio alcalde para defender la viabilidad del complejo que pueda levantarse en Muelle Heredia.

El pasado mes de noviembre, en la apertura de Salón Inmobiliario del Mediterráneo (Simed), De la Torre aprovechó un desayuno con empresarios para subrayar la apuesta de la ciudad por la construcción de oficinas. "Hay un producto que hecho de menos en la ciudad; necesitamos más edificios de oficinas y el puerto tiene más de 20.000 metros para oficinas", dijo a modo de invitación el mandatario local en aquel encuentro, destacando el valor de que la capital pueda ofrecer "dos bazas" a los inversores interesados, en alusión al casco antiguo y al PTA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios