Málaga

La activación de un código ictus durante la huelga de enfermeros aviva el conflicto en el Regional

  • El hospital dice que era una "emergencia vital" y el sindicato lo niega porque la paciente estaba programada

  • Satse anuncia que lo denunciará en la Fiscalía y la dirección del centro estudia medidas legales

Concentración esta mañana de los enfermeros ante el Hospital Regional.

Concentración esta mañana de los enfermeros ante el Hospital Regional. / M. H.

Primer día de paros parciales de los enfermeros del Regional que intervienen cuando hay una urgencia por un ictus y primer encontronazo entre la dirección y estos profesionales. La activación de un código ictus precisamente cuando los sanitarios iban a iniciar la huelga de dos horas y una concentración a las puertas del hospital ha derivado este jueves por la mañana en un enfrentamiento que encona aún más el conflicto. La dirección esgrime que se trataba de una "emergencia vital". El Sindicato de Enfermería (Satse), que apoya a los trabajadores, lo niega y afirma que era una paciente programada, no urgente. Al final, los profesionales acudieron a asistir a la enferma. 

Satse ha adelantado que denunciará a la dirección ante la Fiscalía por "vulneración de los servicios mínimos" -ya que estos estipulaban que durante las dos horas del paro se atenderían el 100% de los casos urgentes- y del derecho de huelga. Según el acuerdo alcanzado el miércoles con la Delegación de Salud, los servicios mínimos no incluían la atención programada. También la dirección del centro ha anunciado que estudia medidas legales por lo sucedido. 

Satse denuncia que se vulnera el derecho de huelga y el hospital dice que era una emergencia vital

Según Satse, a primera hora de la mañana, cuando arrancaba la jornada laboral y los enfermeros se disponían a iniciar la huelga y acudir a la concentración, los facultativos les informaron que iban a meter en el quirófano a una paciente. Según el sindicato, ésta figuraba en el parte de los enfermos programados y, por lo tanto, no estaba incluida en los servicios mínimos. Según la organización sindical, fue entonces cuando se activó el código ictus. Satse interpretó esta medida como una "cacicada" de la dirección para "dinamitar la huelga".    

Por su parte, la dirección del hospital ha asegurado que se trataba de "una emergencia vital que debía ser atendida de manera urgente". Según el Regional, han sido los profesionales los que activaron el código ictus porque la paciente "ha tenido complicaciones que comprometían su vida". La dirección señaló que "no comprende que el sindicato critique que el centro priorice el criterio asistencial por encima del de la huelga". Además, reiteró que "ningún paciente quedará sin ser atendido por un ictus ya que los servicios mínimos para estos casos son del 100%". Y añadió que estudia "tomar medidas legales a tenor de los acontecimientos".

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios