Málaga

Así es el nuevo centro de Torremolinos

  • El Ayuntamiento abrió hace un mes al público el nuevo bulevar de la plaza Costa del Sol

Así luce el nuevo centro peatonal de Torremolinos a principios de enero. Así luce el nuevo centro peatonal de Torremolinos a principios de enero.

Así luce el nuevo centro peatonal de Torremolinos a principios de enero. / E. Moreno

Desde uno de los bancos de la plaza Costa del Sol de Torremolinos, Clara descansa de su paseo matinal y observa el ir y venir de los viandantes. Es día laborable pero algunos están de vacaciones y aprovechan para hacer las últimas compras de Navidad. Los que más y los que menos se quedan absortos observando la nueva decoración.

Algunos bajan el ritmo al entrar desde la avenida Palma de Mallorca y miran de un lado a otro para no perderse cada nuevo detalle, otros paran para hacer alguna fotografía con el móvil y enviarla por algún grupo de Whatsapp mientras que los más habituados continúan con su trajín diario. Pese a ser principios de enero el sol ya pega con fuerza, pero Clara descansa bajo la sombra de la pérgola diseñada por el arquitecto malagueño Salvador Moreno Peralta, eje central del bulevar. Está dispuesta a seguir su paseo cuando de pronto alguien se sienta a su lado:“Pues sí que ha cambiado esto”.

Hace justo un año que comenzaron los trabajos que supondrían la mayor transformación del centro de Torremolinos con la creación de un gran bulevar entre la avenida Palma de Mallorca y la plaza Costa del Sol, cerradas al tráfico de vehículos desde noviembre de 2015. A falta de los últimos retoques y de la inauguración oficial, el Ayuntamiento abrió al público el bulevar a principios del pasado mes de diciembre con motivo de la inauguración del alumbrado navideño.

El Ayuntamiento abrió al público el bulevar a principios de diciembre pasado

La actuación, que ha supuesto una inversión municipal de tres millones de euros y tiene como objetivo la reactivación del comercio local, se ha desarrollado en dos fases:la primera, durante la primera mitad del año, consistió en la renovación y ampliación de las infraestructuras y redes de servicios públicos, como electricidad, gas natural, telecomunicaciones, abastecimiento de agua y alcantarillado; mientras que durante la segunda fase, en la segunda mitad del año pasado, se procedió a los trabajos en superficie, con la instalación del nuevo pavimento y mobiliario urbano, así como de la pérgola de seis metros de altura.

Asimismo, el nuevo centro peatonal está decorado con parterres de flores a ras de suelo, una tarima para músicos ambulantes y estanques de agua.

“En general el resultado es muy positivo, se ve que hay mucha más vida, más movimiento de gente. Yo creo que se necesitará más tiempo para que se consolide la plaza y una vez terminadas las obras se llenen los locales vacíos que quedan, pero es algo que se irá notando conforme pasen los meses”, expresó Javier Castellano, de General Óptica, uno de los comercios situados en la plaza Costa del Sol. “Hay más ambiente y sobre todo más espacio para los niños, aunque cuando de verdad veamos los resultados será este verano. La peatonalización está bien porque ahora mismo es lo que se impone en todas las ciudades”, apuntó, por su parte, María José Blanch, propietaria de la perfumería San Miguel, en la calle que lleva su mismo nombre.

Aunque nunca llueve a gusto de todos y también son muchos los comerciantes que se quejan del nuevo pavimento así como de la colocación de las jardineras a ras de suelo. La ocupación de la vía pública con mesas y sillas por parte de los locales de restauración es también uno de los temas que más controversia crea en estos momentos. El equipo de gobierno se reunió a mediados del pasado mes con los comerciantes de la zona para consensuar el buen desarrollo de la actividad comercial pero que sea compatible con el disfrute de los ciudadanos. Sergio España, encargado del Bar Jerez, en la confluencia entre Palma de Mallorca y la plaza Costa del Sol, se queja de que les han quitado al menos una decena de mesas.

“Estamos muy contentos por la peatonalización porque hay mucho sitio para los niños, hay más gente por la calle y las familias pueden sentarse tranquilas a tomar algo. Pero todavía no sabemos cómo va a quedar esto, nos han quitado mesas y eso nos ha obligado a prescindir de puestos de trabajo”, aseguró. Otros negocios se quejan de la colocación de las jardineras delante de sus comercios, lo que les impide sacar mesas y sillas frente a su local.

Satisfacción entre los vecinos porque la transformación crea espacios para el disfrute ciudadano

“Tanto la administración como la propia asociación pretendemos que sea una ocupación controlada. Se pretende que el viandante o comprador se sienta cómodo a la hora de pasear por el centro del bulevar, pero evidentemente los empresarios estamos convencidos de que la oferta gastronómica y de restauración es muy importantes para la reactivación del centro histórico.

La ocupación de mesas y sillas en la plaza se tendrá que estudiar de forma personalizada en cada negocio”, expresó, por su parte, el presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Torremolinos (ACET), Juan Vallejo. También se les ha trasladado la conveniencia de que unifiquen y mejoren la calidad del mobiliario que los negocios tienen en la calle. Todo ello estará recogido en la nueva ordenanza de vía pública, que está pendiente de ser aprobada en pleno.

Sobre la apertura de este nuevo espacio, Vallejo indicó que “los días han sido buenos porque ha acompañado el buen tiempo, pero el verdadero de impacto de la peatonalización en el comercio local no lo veremos hasta que pasen unos meses”. No obstante, insistió en que tras la inauguración “será responsabilidad del equipo de gobierno y de los propios comerciantes crear un plan de dinamización con actividades para motivar a la gente a ir al centro”.

Entre algunas de las propuestas, desde la asociación apuestan por la instalación de una pantalla gigante en la plaza para la visualización de eventos deportivos.

Por su parte, Adolfo Trigueros, presidente del Círculo de Empresarios de Torremolinos (CET), reclama más aparcamientos gratuitos o a precios públicos, como ya se hace en otros municipios de la costa como Mijas o Estepona, con parkings municipales a 1 euros el día “para estimular que la gente venga a hacer sus compras y a pasear por el centro”. Asimismo, apuesta por la denominación de centro comercial abierto, iniciativa en la que trabajan desde hace dos años y que ya en trámites por parte de la Junta, para contrarrestar los efectos negativos de las grandes superficies.

A la recién peatonalizada plaza Costa del Sol se suman además otras actuaciones llevadas a cabo actualmente en la avenida Carlota Alessandri, con la reducción de dos a uno los carriles en cada sentido y la ampliación de las aceras. También la reforma de la calle Peligro y la Cuesta del Tajo, y está pendiente la rehabilitación de la Torre Pimentel y la casa María Barrabino.

Por último, queda pendiente la aprobación definitiva por parte de la Junta del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)de la ciudad, que dará luz verde a la construcción del mayor centro comercial y de ocio de Andalucía, Intu Costa del Sol, para lo que se invertirán 650 millones de euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios