Málaga

La UMA lidera un estudio para ayudar a prevenir y controlar la expansión del alga asiática

  • El proyecto, coordinado por la investigadora María Altamirano, es cofinanciado por la Universidad y la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico

La investigadora de la UMA María Altamirano, que coordina la investigación. La investigadora de la UMA María Altamirano, que coordina la investigación.

La investigadora de la UMA María Altamirano, que coordina la investigación.

Desde su detección en el año 2016 en las costas del estrecho de Gibraltar, el alga parda Rugulopteryx okamurae (Dictyotales, Ochrophyta), procedente de las costas asiáticas del Pacífico, está produciendo impactos medioambientales y socioeconómicos sin precedentes. La Universidad de Málaga lidera un estudio para avanzar en la prevención y el control de la expansión de esta especie que, actualmente, en España se encuentra en fase de expansión.

El proyecto está coordinado por la profesora del departamento de Botánica y Fisiología Vegetal de la UMA María Altamirano, que ha sido seleccionado en la convocatoria de concesión de ayudas para la conservación de la biodiversidad marina en España 2020 de la Fundación Biodiversidad (FBD), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

 "Desde su introducción en el estrecho de Gibraltar, en España, el alga asiática muestra una elevada capacidad de dispersión y colonización de nuevas zonas", explica la investigadora de la UMA, que aclara que esta expansión supone una amenaza para la biodiversidad y los recursos marinos del litoral español.

El estudio contará con un presupuesto de más de 190.000 euros para su desarrollo durante los dos próximos años, del cual la UMA financia el 50% y la FBD el otro porcentaje restante. En el mismo se identificarán las ventanas espacio temporales de vulnerabilidad a la invasión del alga de especies y espacios marinos protegidos españoles.

Esto se hará a partir de aproximaciones de la modelación de su distribución y de estudios de campo, con especial interés en los presentes en las demarcaciones Estrecho-Alborán y Levantino-Balear.

Asimismo, en el marco de este estudio se realizará una actualización de la situación de la R. okamurae en los espacios protegidos y se transferirá todo el conocimiento generado al sector gestor de estos espacios, así como a la administración pública, con el fin de que pueda ser aplicado en la prevención y detección temprana de la especie para la conservación del patrimonio natural.

Junto a María Altamirano, otros investigadores de la Universidad de Málaga que participan en este estudio son Raquel Carmona (Ecología y Geología), A. Román Muñoz (Biología Animal) y Raimundo Real (Biología Animal). El profesor de Botánica de la Universidad de Granada Julio de La Rosa también forma parte del equipo científico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios