Municipal

Urbanismo quiere iniciar esta semana el asfaltado del tramo central de la Alameda

  • Este paso es indispensable para trasladar los autobuses y avanzar en la pavimentación del lateral sur

Vista de las obras en el tramo central de la Alameda Principal. Vista de las obras en el tramo central de la Alameda Principal.

Vista de las obras en el tramo central de la Alameda Principal. / Javier Albiñana

Sin garantías ciertas de cuándo quedará completada la gran obra del presente mandato municipal, la Gerencia de Urbanismo sigue dando pasos en la reurbanización de la Alameda Principal. Los responsables del organismo municipal tienen intención de acometer esta misma semana una primera fase del asfaltado de la sección central de la avenida (la única de las tres que quedará abierta al tráfico una vez se complete la operación de semipeatonalización) como paso previo a continuar con los trabajos pendientes.

De acuerdo con las fuentes consultadas, esta acción es indispensable para poder trasladar el paso de los autobuses de la EMT, de manera que quede liberada por completo la parte sur, así como uno de los carriles actualmente abierto en el centro de la Alameda.

Sin autobuses transitando por ambos escenarios, las empresas adjudicatarias podrán continuar con los trabajos de reurbanización. Especialmente significativos en lo que respecta al ala sur (la más próxima al soho), por cuanto los mismos supondrán la colocación de la solería definitiva con la que será totalmente peatonalizado ese lateral. Esta obra fue adjudicada a una filial de Eiffage por 3,7 millones de euros, con un plazo de seis meses. De hecho, ya puede observarse a lo largo del tramo diferentes paquetes con las piezas de solería que se van a colocar.

A pesar del evidente desajuste temporal que sufre la obra respecto al calendario inicialmente contemplado por el Ayuntamiento, en Urbanismo se insiste en la necesidad de que tanto el tramo sur como el central queden culminados para el próximo 1 de abril, de manera que se evite cualquier interferencia con la Semana Santa, que tiene su inicio el 14 de abril y finalizará el 21 del mismo mes.

Un retraso respecto a esta fecha obligaría a trastocar al menos tres semanas más el desarrollo de las actuaciones, ante la necesidad imperiosa de dejar repuesto el escenario de la obra al paso de las procesiones. Y ello afecta no sólo a los días de celebración cofrade, sino también a la semana previa (para adaptar el espacio) como la posterior (para reactivar los trabajos). No se descarta incluso que para poder alcanzar ese objetivo se potencien los turnos de trabajo por parte de las adjudicatarias.

El adelanto de las elecciones generales al 28 de abril veta la posibilidad de que incluso en el caso de que se cumpla este calendario optimista, el alcalde, Francisco de la Torre, pueda inaugurar estos trabajos. Lo que no estará concluido en las fechas previstas es el lateral norte, condicionado a la reurbanización del tramo del Metro, sin fecha de inicio, y a la intervención entre Puerta del Mar y la calle Larios. Todo indica a que este lado de la Alameda se alargará a después de verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios