Tribunales

El acusado de asesinar de 64 puñaladas a su exmujer en Fuengirola reconoció el crimen a la Policía

El acusado, este lunes, en el juicio en la Audiencia Provincial de Málaga.

El acusado, este lunes, en el juicio en la Audiencia Provincial de Málaga. / Daniel Pérez | EFE

Un policía nacional ha asegurado este martes que el hombre acusado de asesinar a su mujer en 2019 en Fuengirola tras asestarle 64 puñaladas e intentar matar a su hijo de 16 años hizo una confesión espontánea en las dependencias policiales. 

"El procesado, de forma coherente, sin estar desorientado y con sus facultades mentales normales al saber que yo era el "jefe" -porque así me llamaron unos compañeros- contó que cogió un cuchillo y empezó a dar puñaladas a su mujer", ha asegurado un comisario de Policía Nacional a los miembros del jurado. 

El juicio popular comenzó este lunes en la Audiencia Provincial de Málaga y el procesado se enfrenta a una petición fiscal de 34 años de prisión por un delito de asesinato con la circunstancia de alevosía y ensañamiento y homicidio en grado de tentativa a su hijo

Pese a que el procesado aseguró este lunes que no recordaba nada, este martes su versión se ha visto desvirtuada cuando diferentes agentes, casi una veintena, han asegurado que el acusado en ningún momento presentaba signos de tener sus capacidades mentales afectadas. 

"Todo lo contrario", ha dicho uno de los agentes, que ha asegurado que notó que era un hombre "locuaz" y que incluso quiso restar importancia a lo sucedido, preguntado cómo estaba su mujer y si habían detenido a su hijo por las heridas que él había sufrido. 

Debido a la declaración espontánea que hizo el acusado, los policías lo hicieron constar en el informe policial y esta mañana han ratificado la misma y han asegurado que incluso explicó el tiempo que llevaban separados pero no divorciados. 

El acusado les relató que fue al domicilio de su expareja a llevarle unos dátiles a su hijo pero que su exmujer le dijo que iba a salir y que por tanto tenía que salir de la casa "a lo que él se negaba". En un momento dado, cogió un cuchillo de la cocina y empezó a darle puñaladas a su exmujer pero que llegó su hijo y le agredió con un palo en la cabeza para que dejara de agredir a su madre. 

Durante la sesión también ha comparecido un vecino, que el día del asesinato escuchó gritos desde su vivienda y debido a ello abrió su casa para ver qué estaba pasando. 

Ha relatado que observó como el acusado persiguió a su hijo cuando intentaba huir y que luego para que él no pudiera ayudar a la víctima, que pedía auxilio, cerró la puerta para que no pudiera ser socorrida y huyó, dejándola sola en la vivienda mientras se desangraba. Este miércoles está previsto que comparezcan diversos médicos, peritos y forenses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios