Málaga

Cómo afrontar el duelo en el aula

  • La psicología infantil recomienda a los profesores hablar de la muerte "con ternura y claridad" y comunicarla a los niños de una manera sencilla y clara

Cómo afrontar el duelo en el aula Cómo afrontar el duelo en el aula

Cómo afrontar el duelo en el aula

Afrontar una muerte, más aún si esta se ha producido de forma trágica, no es fácil para nadie, menos aún en el caso de los niños. En el colegio de la pequeña de 6 años que el martes falleció tras ser arrojada desde una sexta planta por un amigo íntimo de la familia -que se lanzó después por la misma ventana-, se enfrentaron ayer a ese complicado duelo con sus compañeros de clase y profesores. Esta mañana, como parte de este proceso, el centro tiene previsto realizar un minuto de silencio.

Algunas personas son reticentes a exponer a los niños a una experiencia que se considera negativa y, en consecuencia, crean para ellos "un ambiente de falsa protección". Sin embargo, los expertos insisten en que cuando ocurre una muerte cercana, "aunque se intente preservar a los niños y niñas de un posible sufrimiento, se altera todo en torno a ellos". En estos casos, los psicólogos infantiles indican que desde el centro escolar se atienda de manera inmediata las necesidades del alumnado, partiendo de unas recomendaciones generales que lleven a "hablar de la muerte con ternura y claridad". No todos los niños viven una pérdida de igual forma, por lo que cualquier respuesta educativa tiene que tener en cuenta este matiz. El modo de comunicar la pérdida a los menores dependerá de la edad, pero en cualquier caso los expertos consideran fundamental que el profesorado se coordine con las familias para procurar que todas las versiones de los hechos que reciben los niños guarden coherencia.

En el aula se debe actuar con paciencia, dando tiempo a los niños para que manifiesten sus dudas. Lo mejor es comunicar el fallecimiento lo antes posible. Así, subrayan que en el caso de los más pequeños conviene hacerlo de una forma sencilla y clara, teniendo cuidado con las palabras que se utilizan porque estos las pueden tomar al pie de la letra. Definir la muerte como "el momento en el que el cuerpo se detiene del todo -no puede caminar, comer...- sería una buena manera de explicar a los más pequeños qué ha pasado. Asimismo, recomiendan emplear el contacto físico para darles así confianza, y aconsejan no excluirles de las conversaciones sobre el tema.

Acoger y escuchar las emociones de los menores también contribuye a afrontar el duelo. Para facilitar que expresen cómo se sienten, los maestros pueden compartir con sus alumnos sus propios sentimientos, además de facilitar espacios de comunicación. A veces, salir del aula y sentarse en el patio puede ayudar a que exterioricen sus sentimientos o, por ejemplo, la pintura puede ayudar en las primeras etapas de escolarización. Otra de las cosas que recomiendan los psicólogos infantiles tiene que ver con la forma en la que se manifiesta la "despedida" hacia un compañero de clase, algo que dependerá de las edades. Conviene, por otro lado, que cualquiera de estas actuaciones se lleve a cabo con normalidad, por parte del propio personal docente del centro. Además, se recomienda volver lo antes posible al ritmo habitual de las clases.

minuto de silencio en el ayuntamiento. Málaga expresó ayer su solidaridad con la familia de la niña de 6 años que fue arrojada el martes desde un sexto piso, con una concentración a las puertas del Ayuntamiento a la que asistieron miembros de la Corporación municipal, de los servicios de emergencia que acudieron al domicilio y la delegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios