Málaga

Una aglomeración por ver a Kiko Rivera y Omar Montes como Reyes Magos obliga a desalojar el centro comercial La Cañada

  • La Policía Local de Marbella acabó actuando ante "el exceso de aforo" registrado en La Cañada

  • El centro comercial pidió disculpas en un comunicado posterior

Imagen de la afluencia masiva al acto de Kiko Rivera y Omar Montes en La Cañada. Imagen de la afluencia masiva al acto de Kiko Rivera y Omar Montes en La Cañada.

Imagen de la afluencia masiva al acto de Kiko Rivera y Omar Montes en La Cañada.

La organización este sábado en el centro comercial La Cañada, en Marbella, de una recepción con Sus Majestades los Reyes Magos, representados por Kiko Rivera, Omar Montes y Luis Rollán, ha desbordado todas las previsiones de aforo. 

De hecho, la aglomeración de personas que han acudido al evento, celebrado en el interior del complejo, ha sido tal que ha tenido que intervenir la Policía Local, que en colaboración con la Policía Nacional, ha paralizado el acto y desalojado el espacio. Así lo han confirmado esta tarde desde el propio Ayuntamiento marbellí, que por medio de un escueto mensaje oficial, ha precisado que la actuación policial ha tenido lugar al observar un "exceso de aforo" en el centro comercial.

Las imágenes colgadas en redes sociales por algunas de las personas que se encontraban en La Cañada no dejan lugar a la duda. Y si bien buena parte de los asistentes portaba mascarilla, se observa claramente que no se respetaba la distancia social entre los mismos. De hecho, las sillas instaladas para presenciar la recepción de los Reyes apenas se separaban unos centímetros unas de otras.

Las escenas, impropias de un momento marcado por la pandemia del coronavirus y por la continua llamada por parte de las autoridades sanitarias a extremar las medidas de control, han causado el malestar de muchos ciudadanos que, por medio de las redes sociales se han expresado de manera contundente.

Después del evento, que el centro comercial había convocado "sin público", desde la gerencia hacían público un comunicado en el que pedían disculpas por lo ocurrido. Explicaban que fue por el comportamiento de algunos fans por lo que se produjo la aglomeración y que se vieron obligados a suspender el evento antes de tiempo.

Comunicado del centro comercial La Cañada. Comunicado del centro comercial La Cañada.

Comunicado del centro comercial La Cañada.

No es la primera ocasión en la que Marbella se ve envuelta en una polémica por un inadecuado control de las medidas sanitarias. El pasado mes de noviembre el municipio fue noticia por una fiesta de influencer celebrada en una villa del municipio y en la que fumaron cachimbas, hicieron concurso de balconing o paintball. Todo ello sin llevar mascarilla ni respetar, presumiblemente, la distancia de seguridad exigida. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios