Málaga

El alcalde de Málaga sobre Cassá: "No estoy empeñado en que esté en el equipo de gobierno"

  • Critica la falta de unos protocolos para que el centro de Cruz Roja hubiese funcionado "con la máxima seguridad sanitaria" 

  • Confirma la intención de realizar dos encuestas anuales sobre la Limasa municipal

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. / Javier Albiñana

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, sigue su particular desescalada en lo que al asunto Cassá se refiere. Semanas después de que ofreciese públicamente al ex edil de Ciudadanos su entrada en el equipo de gobierno, garantizándose con ello su apoyo hasta el final del mandato y evitando una potencial moción de censura en su contra, ahora no ve necesario que se produzca este movimiento.

"No estoy empeñado en que sea necesario que Cassá esté en el equipo de gobierno si Ciudadanos no lo ve oportuno", ha afirmado este lunes en Encuentros Ser, foro en el que ha insistido, no obstante, en la necesidad de "buscar una fórmula satisfactoria" tanto para Cassá como para el partido naranja con el objetivo de que haya estabilidad en la Casona del Parque en lo que resta de mandato.

La respuesta de De la Torre se produce en un escenario político bien distinto al de semanas atrás. ¿La diferencia? Que Cassá ha sido rescatado por el Partido Popular en la Diputación provincial, recuperándolo como portavoz del equipo de gobierno en la institución, a pesar de la negativa de Cs, y como delegado de Relaciones Institucionales. Tareas por las que va a percibir algo más de 73.400 euros brutos anuales (el salario crece por encima de los 90.000 euros si se incluye lo que cobrará por asistencias a plenos y comisiones informativas en el Consistorio).

Preguntado por si considera al ex de Cs como un tránsfuga, el regidor lo ha descartado, recordando que está votando a día de hoy en el mismo sentido que lo hacía cuando formaba parte de la organización naranja y, por tanto, cumplía con lo establecido en el pacto de gobierno.

Este ha sido uno de los asuntos repasados por el mandatario local en la entrevista, en la que ha eludido pronunciarse sobre su disposición a repetir como candidato a la Alcaldía en 2023. "Estoy absorbido por el presente, que es intenso, difícil, que tiene retos atractivos pero que suponen un esfuerzo enorme. No estoy ahora en esa reflexión", ha afirmado.

De la Torre ha insistido en la necesidad de redoblar los esfuerzos para garantizar el menor número de contagios posibles por el COVID-19, logrando con ello trasladar una imagen de seguridad de la ciudad hacia el exterior. En este punto, se ha mostrado crítico con lo ocurrido en el centro de Cruz Roja donde se produjo un rebrote, con 108 positivos. 

Sobre ello, ha señalado la necesidad de que hubiesen existido "unos protocolos desde el Gobierno central para el centro de Cruz Roja o equivalentes para que funcionasen en términos de la máxima seguridad sanitaria y eso está claro que no se ha hecho".

En cuanto a la incidencia que la pandemia tiene sobre algunos de los proyectos estratégicos de la capital, ha admitido la necesidad de retrogradar su apuesta por el auditorio. Y ello en un momento en que se disponía del acuerdo con dos entidades privadas para que aportasen el 10% de la financiación y existía conversaciones para ampliar este parámetro en otro 10%, rebajando el esfuerzo económico de las instituciones públicas.

Lo que no se ha visto alterado es el plan de municipalización de Limasa. Tras la puesta en funcionamiento de la nueva entidad responsable del servicio de limpieza y recogida de basura, Limpieza de Málaga, el alcalde ha confirmado el compromiso del Ayuntamiento de que se hagan dos encuestas al año, una en verano y otra en invierno, para medir el grado de satisfacción de los vecinos.

En cuanto a la desescalada económica, ha admitido los problemas que están teniendo los negocios del casco histórico para retomar la actividad. Motivo por el que el Ayuntamiento está ultimando un plan que incluirá bonificaciones en los aparcamientos municipales, entrega de tarjetas para el uso del transporte público y entradas en los museos a los clientes de bares y restaurantes, así como de comercios, del Centro. A esto se suma que se dará la posibilidad a los establecimientos hosteleros para que "puedan organizar actuaciones musicales. en las horas en que sea factible, para que sea atractivo para os clientes". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios