Málaga

El alcalde de Málaga carga contra las nuevas servidumbres del aeropuerto

  • "No es razonable que no se puedan hacer edificios de más de 3 metros", opina

Un avión junto a la torre de control del aeropuerto de Málaga. Un avión junto a la torre de control del aeropuerto de Málaga.

Un avión junto a la torre de control del aeropuerto de Málaga. / Javier Albiñana

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, criticó ayer el "cambio de criterio" protagonizado por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) al proponer una revisión de las servidumbres del aeródromo de la Costa del Sol que afectarían de manera severa a parte del desarrollo urbanístico de la ciudad. "No es razonable que no se puedan hacer edificios de más de 3 metros", dijo el regidor.

De acuerdo con los datos conocidos hasta el momento ésta es la cota máxima que podrían alcanzar los inmuebles de nueva construcción en parte de los suelos de Teatinos, Churriana y Campanillas. Así lo expuso la pasada semana el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, tras mantener una reunión con responsables de Aena y de Aviación Civil.

Ante esta situación, De la Torre fue claro al anunciar la presentación de alegaciones y la realización de los estudios que sean necesarios "para defender lo que es razonable". "Comprendo que la seguridad aérea es vital, pero creo que es compatible tener la máxima seguridad con unos criterios lógicos y razonables”, expuso.

Entre los damnificados por las nuevas limitaciones propuestas, que se encuentran en este momento en el proceso de participación pública, está el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). Su director, Felipe Romera, insistió ayer en la preocupación que tiene la tecnópolis por la incidencia negativa que la huella del aeropuerto tiene sobre la ampliación del parque en los suelos de la Universidad. De hecho, se da la circunstancia de que frente a uno de los edificios ya levantados en estos terrenos, los otros dos ya proyectados tendrían que bajar su altura a 3 metros.

El interrogante que aún tiene que resolver el PTA es si este mismo documento altera las previsiones de crecimiento. Romera confió en que la semana próxima pueda despejar la duda, confiando en que finalmente el emplazamiento más al norte de los terrenos señalados para la ampliación permitan una altura mayor.

En este escenario, el compromiso del Ayuntamiento, del PTA y de la Universidad es el de trabajar de manera conjunta para la presentación de una alegación a la propuesta de modificación de las servidumbres. A estas instituciones se sumará la Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Málaga, que vienen advirtiendo de la incidencia que ello puede tener sobre potenciales inversores.

Las nuevas servidumbres no solo tocan a la capital de la Costa del Sol, sino que se dejan sentir sobre Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Almogía, Álora, Antequera, Ardales, Benalmádena, Campillos, Carratraca, Cártama, Casarabonela, Coín, Pizarra, Torremolinos y Valle de Abdalajís.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios