Municipal

El alcalde de Málaga se queda solo a tres meses de las municipales

  • Cs rompe el pacto de investidura en el Ayuntamiento de Málaga después de que el alcalde se haya negado a destituir a Pomares y Porras por el caso Villas del Arenal

Francisco de la Torre, ayer, a su llegada al Ayuntamiento de Málaga. Francisco de la Torre, ayer, a su llegada al Ayuntamiento de Málaga.

Francisco de la Torre, ayer, a su llegada al Ayuntamiento de Málaga. / Javier Albiñana

Francisco de la Torre se queda solo. El alcalde de Málaga, al frente del equipo de gobierno del PP, se topa con una realidad plenaria jamás conocida en los casi veinte años que viene asumiendo la vara de mano en la Casona del Parque. Después de tres mayorías absolutas y de un último periplo en el que ha contado con el favor de Ciudadanos, se ve forzado a afrontar los tres meses que restan para las elecciones municipales de mayo, a las que vuelve a presentarse, sin el apoyo de la formación naranja, que ayer dio por roto el pacto de investidura.

La determinación del partido presidido por Albert Rivera a nivel nacional y capitaneado en el Consistorio por su portavoz, Juan Cassá, vio la luz a mediodía de ayer. Justo cuando se cumplió el ultimátum que el viernes pasado le lanzó al regidor, en la exigencia de que destituyese a los concejales de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, y de Cruz de Humilladero, Teresa Porras, así como del gerente de Urbanismo, José Cardador, después de que hayan sido llamados a declarar como investigados por el caso Villas del Arenal.

Los tres fueron denunciados por el fiscal como supuestos responsables de los posibles delitos de prevaricación por omisión, tráfico de influencias, falsedad en documento oficial y malversación.El drástico paso dado por Cs toma como base la existencia de dos acuerdos "firmados por el PP que atañen directamente a Málaga y que le obligaban a estas destituciones".

El más reciente, que ha permitido el gobierno en coalición al frente de la Junta de Andalucía, recoge: "Cs y el PP se comprometen a la separación inmediata de los cargos públicos en todas las instituciones andaluzas, tanto autonómicas como locales, que hayan sido o sean imputados formalmente por delitos de corrupción, hasta la decisión definitiva del órgano judicial". Precepto que pone coto a la posibilidad de que esas mismas personas "puedan ser incorporadas en las candidaturas electorales ni ser nombrados para desempeñar cargos públicos".

El otro documento al que aluden desde la formación naranja es el firmado por el presidente provincial del PP, Elías Bendodo, como paso previo al inicio de las conversaciones con Cs en junio de 2015 para las investiduras en la Diputación y el Ayuntamiento. El mismo marcaba la necesidad de "separar de inmediato de cualquier cargo, público o de partido, a imputados por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial". Exigencia que, según recordaron, tuvo el aval verbal del regidor.

"A la vista de ambos acuerdos, queda claro que De la Torre no sólo ha incumplido con Ciudadanos, sino también con el Partido Popular. No hay otra salida, lamentablemente, que romper el acuerdo de investidura”, concluyó Cassá.

Lejos de esta interpretación, el alcalde no sólo garantizó ayer a Pomares, Porras y Cardador en sus responsabilidades, sino que hizo oídos sordos a la decisión de Cs. "No vamos a dar por roto el acuerdo de investidura", dijo, señalando la existencia de "una incoherencia total" entre lo que plantea el grupo municipal de Cs "y lo firmado por Cs y PP a nivel nacional y regional para abordar el gobierno de coalición de Andalucía".

"Ese documento reciente, con una precisión jurídica y terminológica muy exacta, es el que debe servirnos de guía y no hacer ninguna otra interpretación respecto a otro documento, porque el que he firmado para el de investidura no decía sobre este tema nada", sostuvo.

Desde su punto de vista, el estado en el que se hallan los tres implicados dista de esa situación. "Están en el comienzo de la instrucción o investigación, no en la situación de imputación formal o de acusación para juicio oral por parte del juez instructor", explicó, razón por la que insistió en que es "absurdo" ir "en contra" del acuerdo regional". "Cuando terminada la instrucción haya un encausamiento a ese acuerdo nos atenemos, no está firmado por mí, pero lo doy por bueno porque lo dice ahí", aseguró.

"Estamos actuando dentro de las coordenadas de nuestro acuerdo de investidura y del pacto para el gobierno de coalición de Andalucía", sostuvo, reafirmándose en que en el acuerdo de investidura ahora roto, que él firmó, "no hay ni una sola mención a abordar ningún posible caso que se pudiera producir de investigación o imputación". "No se corresponde a la realidad, no se ha dicho a la verdad cuando se ha dicho que yo no cumplo con lo que firmo", criticó.

Preguntado por si cuenta con el respaldo del presidente del PP provincial, Elías Bendodo, dijo que sí, si bien matizó que el también consejero de Presidencia de la Junta habría condicionado dicho respaldo al resultado de los informes jurídicos realizados. Este periódico trató de conocer si éxito el detalle de estos trabajos, señalándose desde el PP que se trata de documentos internos. De la Torre declaró en su comparecencia ante los medios de comunicación, que los mismos "van en la línea" de lo que está arguyendo estos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios