Málaga

La autopista de Las Pedrizas tendrá que ejecutarse en menos de dos años

  • Fomento mantiene, pese al retraso, su compromiso de que la concesionaria de la vía de peaje la abra antes de finales de 2009 · La infraestructura tendrá 24,5 kilómetros de longitud y costará 367 millones

Comentarios 2

Las obras de construcción de la autopista de peaje de Las Pedrizas comienzan marcadas por la premura. La misma que tendrá que darse la adjudicataria del proyecto, la multinacional Sacyr, para cumplir los plazos a los que está obligada por parte del Ministerio de Fomento, cuyo compromiso es que esta carretera, de 24,5 kilómetros de longitud, sea abierta al servicio antes de finales de 2009. De acuerdo con este calendario, la sociedad encargada de ejecutar y gestionar esta infraestructura dispone de tan sólo 22 meses para cumplir con el reto.

El tiempo empezó a contar justamente ayer, cuando los responsables de la constructora y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, asistieron simbólicamente al nacimiento de esta actuación, con la que se pretende minimizar la saturación que en estos momentos tiene la ronda oeste de circunvalación de Málaga capital. Sin embargo, este proyecto echa a andar con más de un año de atraso acumulado, tiempo transcurrido entre la firma del contrato para la ejecución de la autopista, a finales de diciembre de 2006, y el pistoletazo de salida de los trabajos.

El coste de este trazado supera los 367 millones de euros, de los que casi 10 van destinados al pago de las expropiaciones de terrenos necesarias, que afectan a 528 fincas (unos dos millones de metros cuadrados). Esa inversión permitirá dar forma a una carretera de dos carriles por sentido que discurrirá desde el Alto de las Pedrizas hasta la zona de Puerto de la Torre, en Málaga capital, donde conectará con la hiperronda, que se está construyendo. La previsión es que la vía será utilizada por unos 17.000 vehículos a diario.

La tarifa de circulación por esta autopista de peaje será de entre 1,38 y 1,82 euros para quien cubra todo el trayecto. Los vehículos ligeros abonarán 0,065 euros por kilómetros en temporada baja, periodo de tiempo fijado entre octubre y mayo (a excepción de 17 días que coinciden con la Semana Santa), mientras que el resto del año pagarán 0,099 euros por kilómetro. El uso de la vía será gratuito para este tipo de vehículos entre la medianoche y las seis de la mañana y entre las diez de la noche y las ocho del día siguiente para los pesados.

No obstante, el contrato firmado por la concesionaria de la infraestructura, Autopistas de Guadalmina, que es la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Sacyr, Itinere Infraestructuras (filial de la anterior) y Gea 21, incluye una cláusula por la que las tarifas bajarán una vez que se superen los ingresos previstos para el peaje. Asimismo, es la empresa la que asumirá las pérdidas en el caso de que no se alcancen los beneficios previstos para el periodo de explotación, que es de 36 años.

En cuanto a las características de la autopista, destaca el hecho de que prácticamente un tercio de la misma discurra por viaductos y túneles. En total se ejecutarán quince puentes y tres pasos subterráneos y el tiempo de recorrido de los 24,5 kilómetros de longitud se estima en unos 15 minutos. En un 94 por ciento del trazado se podrá circular a una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora.

Además, aunque la vía incluirá en la mayor parte de su recorrido dos carriles, el proyecto prevé tres en un solo sentido desde Málaga hacia Las Pedrizas en aquellos tramos en los que la pendiente sea superior al 4 por ciento. Esta medida se aplica entre los puntos kilómetros 3,6 al 6; desde el 16 al 18,05, y desde el 21,55 al 23, lo que supone casi 6 kilómetros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios