Málaga

Cribado a unos 250 profesionales de la UCI del Regional tras un brote con 10 enfermeros

  • Los profesionales contagiados ya han sido aislados y se rastrea a sus contactos

Cambios en el estar de enfermería de la UCI del Regional. Cambios en el estar de enfermería de la UCI del Regional.

Cambios en el estar de enfermería de la UCI del Regional.

Un brote de coronavirus afecta al menos a una decena de enfermeros de la UCI del Hospital Regional que ya han sido aislados. El foco ha sido detectado este fin de semana y se están rastreando los contactos a fin de contener la propagación del virus. Diez profesionales ya están de baja por esta razón. Nueve son enfermeros que tratan a pacientes Covid. El otro restante trabaja en Cuidados Intensivos, pero con enfermos de otras patologías. El hospital anunció que hará un "cribado masivo" a "todos los profesionales de la Unidad" -que son unos 250- y aclaró que no ha afectado a la actividad asistencial, ni a los pacientes ingresados

Personal de la UCI reconoce que el problema no es sólo la merma de la decena de enfermeros que ya se sabe que están contagiados y no pueden trabajar; sino el de otros profesionales de la Unidad con los que han mantenido contacto y que también están siendo aislados. De momento se desconoce la cifra total de enfermeros en aislamiento, entre los positivos y sus contactos.

De la decena de sanitarios contagiados -todos enfermeros- algunos estaban asintomáticos, pero han dado positivo tras realizarse la correspondiente PCR. Por ello, a primera hora de la mañana de este lunes, el personal reclamó test para todos los profesionales. Pocas horas después, el Regional informaba que haría un cribado masivo.  

Según ha podido saber Málaga Hoy, el área de Vigilancia de la Salud del hospital sospecha que el contagio se podría haber producido en el estar de enfermería, donde se reúnen a comer. Aunque están todo el turno con mascarillas, es ese el momento y el lugar en el que se las quitan. Pero los profesionales apuntan que llevan meses comiendo juntos y que nunca ha habido ningún contagio. Por ello piden que el hospital haga un análisis del material de protección por si hubiera alguna partida defectuosa. El personal de la UCI utiliza las mascarillas FFP3, que son las de máximo nivel de barrera. 

El hospital defendió la calidad de ese material: "Todos los profesionales de la Unidad trabajan con los equipos de protección adecuados frente a la Covid 19, convenientemente homologados y certificados, como no podía ser de otra manera".   

Las PCR las está realizando el área de Vigilancia de la Salud. Pero algunas de estas pruebas se las han llevado a cabo los enfermeros por su cuenta para agilizar el diagnóstico ya que estaban con síntomas. Para ello han recurrido a pedir ayuda a profesionales que en el pasado trabajaban en la UCI y ahora se desempeñan en centros de salud. "Así hemos acelerado las PCR, pidiendo favores personales; el hospital debería hacer estas pruebas con más celeridad para aislar a positivos y contactos", indicaron trabajadores consultados.   

El Regional reconoció que la Unidad de Vigilancia de la Salud estudiaba a un grupo de enfermeros - cuyo número no concretó- que había estado en contacto con un trabajador que dio positivo, "sin que hasta el momento se haya podido determinar que el origen sea hospitalario". Fuentes sanitarias indicaron que el contagio inicial habría sido fuera del hospital. Más allá de cuál sea el principio del foco, este lunes, el Regional hizo cambios en el estar de enfermería y reorganizó las mesas.

"Habría que buscar otra solución que no sea poner a los profesionales a comer de cara a la pared", se quejó el delegado del Sindicato de Enfermería (Satse), Ignacio Anguita. Esta organización propone el traslado del estar de enfermería a la sala de estudio de médicos, que es más amplia. Anguita recordó que ya en mayo presentaron escritos a la dirección en los que advertían que esa estancia no permitía mantener la distancia de seguridad que impone el Covid. 

Fuentes sanitarias defendieron el trabajo de prevención interna que hace el Regional así como el material con el que está dotado el personal. Además, indicaron que el contagio inicial habría sido comunitario, no hospitalario. Por último recalcaron que no hay motivo de alarma porque es un hospital seguro.     

Los profesionales demandan que se hagan test semanalmente como en las residencias para detectar y aislar de forma rápida a cualquier contagiado. Aseguran que ese control se hizo a los trabajadores de la Unidad cuando volvieron de las últimas vacaciones, pero que no se ha repetido de forma periódica, como reclaman. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios