Municipal

La caseta de Feria cedida por el Ayuntamiento permitirá acoger a entre 80 y 90 inmigrantes

  • La intención es que esta instalación se una a la Comisaría de la Policía Nacional y al Centro de Baja Exigencia para atender a una media de 250 personas

Imagen de archivo del desembarco de inmigrantes rescatados en el mar. Imagen de archivo del desembarco de inmigrantes rescatados en el mar.

Imagen de archivo del desembarco de inmigrantes rescatados en el mar. / Javier Albiñana

La puesta a disposición de la Subdelegación del Gobierno por un periodo temporal de una caseta de feria en Cortijo de Torres no va a solventar por sí sola las necesidades de espacio que vienen quedando patentes en los últimos meses con llegadas de varios cientos de inmigrantes al puerto de Málaga. De hecho, según fuentes consultadas por este periódico, la construcción que va a ser habilitada como Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE), permitirá la acogida de “entre 80 y 90 personas”, con lo que se demuestra insuficiente para atender la primera atención policial en caso de llegadas de contingentes superiores.

Las fuentes consultadas precisaron que la previsión, de acuerdo con la Administración central, pasa por disponer de otras localizaciones en las que poder atender a una media de 250 inmigrantes. De este modo, la caseta del Real de la Feria servirá como infraestructura que vendrá a sumarse a la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, donde puede ir un centenar de personas, y el Centro de Baja Exigencia, al que se pueden trasladar entre 30 y 40 mujeres y niños.

En el supuesto de que, como ocurrió a principios de mes, la cifra de inmigrantes llegados rescatados exceda estos números, cabría la posibilidad de emplear las dependencias policiales de Torremolinos y Fuengirola, entre otras, así como la Casa de Botes del puerto. Precisamente, estas últimas dependencias fueron habilitadas recientemente para albergar a unas 80 personas, que evitaron de ese modo tener que pasar la noche a la intemperie.

Una situación que no se ha podido evitar para varios cientos de inmigrantes en el último mes, que se vieron obligados a dormir en la cubierta de un barco o hacinados en una carpa habilitada por Cruz Roja en el propio puerto anta la ausencia de espacios habilitados para ser atendidos.

La aportación de la caseta viene a paliar, de inicio, este déficit. Aunque el propio acuerdo firmado por el alcalde, Francisco de la Torre, ya precisa que se trata de una cesión temporal. Es decir, el uso de la misma tendrá que ser revertido en el momento en que se acerquen las fechas de la Feria de Agosto para que vuelva a acondicionarse para la celebración d la misma.

Para mejorar las condiciones de las instalaciones, el Ayuntamiento ha actuado en la zona de los tres cuartos de baños, ampliando el número de duchas e incrementando la capacidad del termo eléctrico que existía. El mismo pasa de 50 litros a 300 litros. Las actuaciones se han llevado a caso en las últimas semanas. Asimismo, el Consistorio asumirá el suministro eléctrico el tiempo en el que continúe cedida provisionalmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios