Comercio on line en Andalucía Muchas compras por internet, pero que sean baratas

  • Los andaluces son de los que menos gastan en España a la hora de adquirir productos en la Red

El comercio electrónico tiene cada vez más clientes El comercio electrónico tiene cada vez más clientes

El comercio electrónico tiene cada vez más clientes / Rosell (Málaga)

Billetes de tren o avión, habitaciones en hoteles, entradas para espectáculos, ropa, zapatos, productos electrónicos, libros, colchones... Hoy en día se puede comprar prácticamente todo por internet y los ciudadanos se han sumado con gusto a esta tendencia gracias a la facilidad, comodidad e incluso seguridad del proceso a través del teléfono móvil, la tablet o el ordenador portátil. Los andaluces compran mucho por internet pero, eso sí, cosas que sean baratitas porque los bolsillos no están para grandes dispendios en una región con uno de los salarios medios más bajos del país y con una de las tasas de paro más altas de Europa.

El último Dossier de Indicadores de Comercio Electrónico, publicado ayer por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, señala que los andaluces estaban en 2018 a la cabeza de España en el volumen de personas que hicieron compras por internet en los tres últimos meses y habían gastado entre 51 y 100 euros, y en los primeros puestos entre aquellos que habían adquirido cualquier tipo de producto o servicio on line por menos de 50 euros.

Sin embargo, cuando el precio de la factura va subiendo los andaluces se van apartando a un lado. Cuando se habla de compras de entre 101 y 500 euros Andalucía –el estudio no está provincializado– cae directamente a la última posición, es decir, pasa del primero al último desde lo barato a lo caro. Según este informe, el 29,3% de los andaluces que habían comprado por internet en los tres últimos meses en 2018 habían desembolsado entre 101 y 500 euros, mientras que en el resto de regiones están en torno al 35% y llegan incluso al 40% en Murcia o País Vasco. El peso de Andalucía es también de los más bajos del país en las compras de 501 a 1.000 euros y superiores a 1.000 euros.

Estos datos tienen varias lecturas y no tienen por qué ser negativas. Una, evidente, es que los andaluces tienen menos poder adquisitivo que los ciudadanos de otras regiones del país, algo que se puede constatar en cualquier estadística, desde el salario medio de la Agencia Tributaria hasta la pensión media de la Seguridad Social. Pero no todo es dinero. También cabe señalar que en Andalucía hay un comercio tradicional muy arraigado –normalmente de barrio– y que no todo el mundo tiene interés en la tecnología o se fía de dar su tarjeta bancaria en la Red.

La última Encuesta sobre Equipamiento y Uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación de los Hogares de Andalucía, elaborada por la Junta de Andalucía, señala, por ejemplo, que en Málaga había el año pasado 509.190 personas que habían hecho alguna compra por internet en el último año, 150.000 más que cinco años atrás, pero lógicamente también se vislumbra que hay otro medio millón de personas en esta provincia –excluyendo a los menores– que no lo hacen por distintos motivos.

Se gasta menos y, además, se compara mucho antes de darle al clic. Según el estudio del Ministerio de Economía, el 67% de los andaluces afirman que siempre o casi siempre comparan precios y productos en diferentes páginas web antes de efectuar la compra definitiva y otro 67% también mira con lupa los comentarios de clientes anteriores. En cualquier caso, en Andalucía no hay tanta compra compulsiva como en otros lugares. Un 47% de los andaluces indicaban que habían hecho una o dos compras en los tres meses anteriores y un 8,7% que lo había hecho más de 10 veces, frente al 22% de Ceuta, el 14% de Madrid o el 13% de País Vasco.

Al margen de la capacidad económica o interés de cada uno, una certeza es que el comercio electrónico crece como la espuma. En 2017 facturó 31.347 millones de euros en España, más del doble que en 2013, y cada año va a más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios