Málaga

18º congreso en Málaga: Los farmacéuticos hospitalarios reivindican su papel

Marga Garrido, Enrique Martínez y Begoña Tortajada, ayer, en el congreso.

Marga Garrido, Enrique Martínez y Begoña Tortajada, ayer, en el congreso. / M. H.

Son pocos y encima apenas se les conoce. Pero juegan un papel clave en el tratamiento de miles de pacientes. Se trata de los farmacéuticos hospitalarios. Estos profesionales celebran en Málaga el 18º congreso de la Sociedad Andaluza de Farmacéuticos de Hospitales y Centros Sociosanitarios (SAFH) para poner en común sus objetivos de cara al futuro, compartir conocimientos y dar visibilidad a su labor. "Nuestro reto es el paciente. Darle la mejor medicación posible, aumentar la seguridad e incrementar la eficiencia para garantizar la sostenibilidad del sistema", resumió el presidente de la SAFH, Enrique Martínez.   

La presidenta del congreso, Begoña Tortajada, destacó que en la actualidad hay terapias muy innovadoras y complejas que requieren de un seguimiento estrecho por parte de estos profesionales, lo que implica su permanente transformación para dar respuesta a los pacientes. "El ciudadano debe conocer que detrás de su tratamiento hay un farmacéutico que ha participado junto con el equipo asistencial en la selección de la mejor terapia para su enfermedad", señaló. Porque todos los tratamientos que se prescriben en un hospital cuentan con su supervisión.

De ahí que Margarita Garrido, presidenta del Comité Científico del Congreso, incidiera en que tienen un papel "transversal" y que "nunca vamos por libres", sino de la mano de los clínicos. Juegan un rol clave no sólo en los tratamientos, sino también en los diagnósticos, porque a veces los fármacos son necesarios para ese fin. Incluso cuando el paciente se va de alta con una medicación que por sus características sólo se dispensa en hospitales, el enfermo debe acudir a la farmacia hospitalaria para retirarla. Suelen ser fármacos más complejos. Pero allí los pacientes encuentran a profesionales que les explican la posología, las interacciones y muchos otros detalles a fin de garantizar la seguridad y eficacia de los tratamientos. Incluso también les dan apoyo a través de la telefarmacia, que es el acompañamiento telefónico a los enfermos con medicación hospitalaria. También, en casos muy concretos, envían los fármacos hospitalario al entorno del paciente, bien a su domicilio o su centro de salud para acercarles la medicación. 

Estos sanitarios abordan hasta el viernes a lo largo de su congreso los retos de futuro para las farmacias hospitalarias, la implementación de prácticas seguras en la utilización de medicamentos, la innovación en la calidad asistencial de los pacientes y la humanización. En Málaga hay unos 50 farmacéuticos repartidos entre los seis hospitales de la provincia. Coincidiendo con este evento, se exhibe una exposición en la calle Larios para conocer mejor su papel en el engranaje asistencial que permite tratar y curar a miles de personas.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios