Málaga

El congreso de robótica de Málaga presenta robots que hacen de todo

  • Teo, capaz de planchar y servir mesas en un restaurante; Ali, que cuida de personas con alzheimer, y Tiago, que ayuda a recoger objetos del suelo, son algunos de estos dispositivos

Uno de los robots del congreso de robótica de Málaga. Uno de los robots del congreso de robótica de Málaga.

Uno de los robots del congreso de robótica de Málaga. / Javier Albiñana

El congreso de robótica de Málaga, el foro más importante de este tipo en Europa que desde este martes reúne en la capital de la Costa del Sol a un millar de expertos, sirve de escaparate para presentar las últimas novedades en el ámbito de la inteligencia artificial. Esta cita demuestra, entre otras cosas, que hay robots que hacen de todo.

Teo es capaz de planchar, servir mesas en un restaurante y pintar cuadros; Tiago puede coger objetos del suelo y colocarlos en estanterías y Ali recuerda a personas con alzheimer si han comido o si han tomado sus pastillas. Ellos son algunos de los robots presentes en este congreso de robótica organizado por la Universidad de Málaga (UMA), a iniciativa del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática, y que celebra su undécima edición hasta el próximo jueves 5 de marzo en el Palacio de Ferias y Congresos.

Pal Robotics, empresa catalana que ha conseguido introducir sus robots en el mercado japonés, es la creadora de Tiago, Ali y Reem-C, cuyo objetivo es lograr que sean capaces de mejorar la calidad de vida de las persona, como ha explicado a Efe su director de negocios, Carlos Vivas.

Tiago es un robot de color blanco de poco más de un metro de alto, con unas pinzas como manos y una cara que recuerda a Wall-E y ET. Con él, los científicos estudian de qué forma se podría mejorar el cuidado de personas mayores a través de cosas tan sencillas como, por ejemplo, recoger objetos del suelo.

Uno de los robots presentes en el congreso. Uno de los robots presentes en el congreso.

Uno de los robots presentes en el congreso. / Javier Albiñana

Ali es algo más alta. Un robot social de cara afable y con una pantalla en el abdomen. Sirve como punto de información dinámico para proporcionar datos al ciudadano en un aeropuerto o acomete tareas que pueden ser de ayuda en recepciones de establecimientos como hoteles.

Según ha explicado Vivas, están investigando la manera de utilizar a Ali para que, a través de recordatorios y otros métodos de ayuda asistencial, pueda retrasar el momento en que una persona con alzheimer tenga que ingresar en una residencia.

Reem-C, con sus ojos negros, más de medio metro de altura, dos piernas, brazos y manos imita el movimiento humano necesario para que los robots puedan adaptarse a nuestro entorno. Él es uno de los más avanzados a nivel internacional, pero puede costar alrededor de 350.000 euros.

"La manera más sencilla de conseguir financiación es a través de proyectos de índole militar", ha explicado a Efe el directivo, quien asegura que, a pesar de ello, la línea roja que no atraviesan es precisamente aceptar este tipo de proyectos, ya que son "difícilmente compatibles" con el objetivo de ayudar a las personas.

Robot expuesto en el congreso de robótica de Málaga. Robot expuesto en el congreso de robótica de Málaga.

Robot expuesto en el congreso de robótica de Málaga. / Javier Albiñana

En otro de los expositores, sobre dos piernas metálicas y un cuerpo que deja ver todos los cables y circuitos, encontramos a Teo. Creado por un grupo de investigación de la Universidad Carlos III de Madrid, es un humanoide capaz de planchar, pintar cuadros abstractos y llevar a una mesa de un restaurante la comida.

Pero la inteligencia artificial y los robots también tienen su campo de acción en la medicina. Ejemplo de ello son los proyectos del Centro de Automática y Robótica (CSIC y Universidad Politécnica de Madrid), donde han desarrollado un exoesqueleto que sirve para mejorar la movilidad de niños con parálisis cerebral: se colocan dentro del esqueleto artificial y este les facilita el movimiento para que les resulta más sencillo desplazarse.

Esta es la segunda ocasión en la que el "European Robotics Forum" (ERF), encuentro de robótica más importante de Europa según aseguran sus organizadores, se celebra en España y reúne a un millar de expertos.

Auspiciado por SPARC (una entidad mixta formada por la Comisión Europa) y la red de robótica europea euRobotics, esta edición está organizada por la Universidad de Málaga con la colaboración del Ayuntamiento de Málaga y el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios