Málaga

Coronavirus en Málaga: El Hospital Regional aclara que la inmovilización de nuevas mascarillas es por prevención

  • Ese centro y el Clínico, donde se repartieron, están a la espera de su evaluación técnica

  • Satse y UGT reprochan que las comprobaciones deben hacerse antes de su distribución

Mascarilla KN95. Mascarilla KN95.

Mascarilla KN95. / M. H.

La semana pasada se retiraron unas mascarillas frente al coronavirus por defectuosas en los centros sanitarios de Málaga -las Garry Galaxy- y este miércoles se inmovilizaron otras por dudas sobre su fiabilidad -las KN95-. La situación causó indignación entre los profesionales. El Clínico y el Regional, donde llevaban un par de días utilizándose, las inmovilizaron por precaución.  

Este último centro sanitario indicó que recibió en su almacén un lote de mascarillas con instrucciones genéricas que no mencionaban el modelo concreto. "Una vez conocida esta situación, el centro ha procedido a la inmovilización del material, en espera del resultado del informe solicitado al Centro Nacional de Medios de Protección de Sevilla", informó el Regional.

La Dirección General de Personal aclaró que "es una medida preventiva a la luz de la reciente incidencia ocurrida con una partida defectuosa detectada la semana pasada". Además, el Regional precisó que la comprobación solicitada se debe a la duda en relación al etiquetado y que, "como medida preventiva y de prudencia se han inmovilizado". Según este hospital, la caja tenía bien la reseña lo mismo que la mascarilla, pero en el formulario que la acompaña no venía.

"Esto demuestra que nuestro sistema trazabilidad de las mascarillas y de otro material funciona y estamos pendientes de cualquier posible defecto que pudiera surgir y lo detectamos", señaló el Regional. Según el hospital, los sindicatos fueron informados para su participación en la prevención. Además, el centro sanitario apuntó que el suministro de mascarillas adecuadas y equipos de protección individual (EPI) está asegurado a los trabajadores.

Por su parte, el Clínico indicó que todo el material que recibe "es recepcionado y revisado a través de la Unidad de Riesgos Laborales". Según el centro sanitario, "cuando se detecta alguna anomalía como en este caso, desde la dirección de gestión se da la orden de solicitar más información sobre el producto antes de proceder a su distribución para su uso, para garantizar en todo momento la seguridad del personal".

Este miércoles, Satse y UGT daban la voz de alerta sobre la situación. "Alguien en la Consejería de Salud debería preocuparse por comprobar primero que el material cumple las especificaciones técnicas y repartirlo después en los centros y no a la inversa", protestaba el secretario provincial del Sindicato de Enfermería (Satse), Juan José Sánchez. Este dirigente destacaba que aunque al final fueran válidas, esta situación de incertidumbre para los profesionales sobre si han estado protegidos o no añade "muchísimo estrés" a una labor que ya está siendo muy difícil en estos tiempos. 

Según el responsable de Satse, la retirada hizo en el Clínico después que el Servicio de Medicina Preventiva de este hospital detectara "incongruencias" entre la etiqueta y la ficha técnicas de estas segundas mascarillas, las KN95. En el Regional, se estaban usando en las áreas de UCI, Urgencias e Infecciosos.

Satse dice que situaciones como estas generan estrés añadido entre los profesionales

UGT alertó a la gerencia y se paró su utilización, según indicó el delegado de Prevención de Riesgos Laborales, Massimo Colombi. Este sindicato indicó que en la tarde de este miércoles, Servicios Centrales del SAS dieron instrucciones a los centros para que dejaran de usarlas hasta que no se comprobara su eficacia. 

El malestar con la situación es supremo entre los profesionales. Ya la semana pasada las mascarillas Garry Galaxy de envoltorio verde resultaron defectuosas. Lo advertía un informe del propio Ministerio de Sanidad que las había repartido. Satse, CSIF, UGT y los Colegios de Enfermería y Médicos exigieron su retirada. Algunos sindicatos además denunciaron los hechos ante la Inspección de Trabajo

La Garry Galaxy de envoltorio verde eran defectuosas. En el caso de las KN95 no está confirmado que no cumplan su función, pero tanto los profesionales como los sindicatos han estallado porque entienden que las comprobaciones sobre su calidad no deben hacerse después de que hayan sido utilizadas, sino antes; pues de lo contrario en caso de que no valgan, ya muchos trabajadores han contraído el virus.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios