Coronavirus en Málaga | Cultura

Nuevo cierre a la cultura en Málaga ante la evolución de la pandemia

  • Cines, teatros, auditorios, museos, bibliotecas y equipamientos culturales y artísticos quedan abocados a la clausura desde este miércoles

Exposición de Miquel Barceló en el Museo Picasso Málaga. Exposición de Miquel Barceló en el Museo Picasso Málaga.

Exposición de Miquel Barceló en el Museo Picasso Málaga. / Jorge Zapata / Efe

Era una coyuntura esperada y por ello, en gran medida, los espacios implicados han tenido tiempo de adelantarse a los acontecimientos, pero el peso de las cifras es implacable: la tasa superior a mil contagios de coronavirus por cada cien mil habitantes en la capital malagueña obliga al cierre de toda actividad no esencial y eso incluye a las actividades culturales. Aunque buena parte de los centros e instituciones culturales aguardarán a la publicación de la orden en el BOJA este martes para dar buena cuenta de clausuras, aplazamientos, cancelaciones y nuevas programaciones, la normativa prevista es inexorable: cines, teatros, auditorios, museos, salas de conciertos, bibliotecas, archivos y conjuntos artísticos y culturales tendrán que echar el candado desde este miércoles y durante al menos dos semanas.

La medida afecta así a emplazamientos culturales e históricos como la Alcazaba, Gibralfaro y el Teatro Romano, así como a los museos, que reciben un nuevo mazazo tras los últimos recortes de horarios, con el cierre obligado a las 18:00 desde hace ya algunas semanas. Se da la circunstancia de que el Museo Picasso inauguró hace justo una semana su nueva exposición temporal, Miquel Barceló. Metamorfosis, después de varios meses de retraso por la pandemia y tras casi un año sin muestras temporales: si con esta inauguración el museo más visitado de Andalucía aspiraba a recuperar cierta normalidad, ahora se ve obligado a abrir otro paréntesis de inactividad, al igual que el Centro Pompidou, el Museo Ruso, la Casa Natal de Picasso, el Museo Carmen Thyssen, el Museo de Málaga, el CAC y el resto de museo y centros de arte de la ciudad.

Las librerías podrán seguir abiertas, aunque algunos libreros apuntan a que esperarán a comprobar la afluencia para decidir si concentran sus esfuerzos en la venta 'online'

En cuanto a los cines, la diferencia no será muy acusada: hasta el momento, únicamente el Cine Albéniz permanecía abierto en la ciudad con pases matinales y a las 16:00 con tal de poder cerrar al público a las 18:00. En lo que se refiere al Festival de Teatro de Málaga que acogen el Cervantes y el Echegaray, si bien la organización ha aplicado un empeño titánico desde que comenzó el certamen el pasado 8 de enero para mantener la programación muy a pesar del cierre perimetral y del adelanto de las funciones a las 16:00, finalmente el cierre es inevitable. Sí podrá celebrarse este martes a las 16:00 en el Cervantes la función de La habitación de María con Concha Velasco, que continúa en cartel de momento, aunque habrá que aplazar las funciones de Ira este miércoles y la de Tribu el jueves, también en el Cervantes. La organización municipal ya previó un segundo acto del festival en mayo, con lo que, previsiblemente, será entonces cuando se celebren. Igualmente, habrá que encontrar una nueva ubicación al noveno programa de la temporada de abono de la Orquesta Filarmónica de Málaga, previsto para el 11 y 12 de febrero; así como para el estreno de la nueva producción de Factoría Echegaray, Blanco Weiss, previsto para el 9 de febrero en el Teatro Echegaray (donde tampoco el día 7 podrá representarse la obra infantil Blowing). El Teatro del Soho ya se anticipó a esta circunstancia y trasladó a abril y mayo el ciclo de flamenco que había programado para febrero. La próxima cita prevista en su agenda es la gala de los Goya el 6 de marzo. Otros espacios como el Teatro Cánovas, el Centro Cultural Provincial MVA y La Cochera Cabaret se ven abocados a reubicar la programación diseñada para, al menos, las próximas dos semanas.

Igual panorama corresponde a bibliotecas públicas y archivos, así como a instituciones como el Ateneo de Málaga. Sí podrán mantener su horario de apertura hasta las 18:00 las librerías, aunque diversos establecimientos consultados apuntan que, si la afluencia es insuficiente para mantener el negocio, podrían optar por el cierre para concentrarse en la venta online. Ya cantaba el clásico aquello de los malos tiempos para la lírica.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios