Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Ni himno de España ni cumpleaños ni concentraciones: las órdenes a los policías locales de Málaga

Un vehículo de policía a las puertas de Urgencia. Un vehículo de policía a las puertas de Urgencia.

Un vehículo de policía a las puertas de Urgencia. / Javier Albiñana

En medio del estado de alarma, los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han adquirido, en paralelo a sus funciones, una dimensión social. Se les ha visto aplaudiendo junto a los sanitarios a las 20:00 en las puertas de los centros hospitalarios o animando a la gente por los barrios a que salgan a sus ventanas con las sirenas en marcha o el himno nacional. Hasta ahora. En una circular interna, el jefe de la Policía Local de Málaga, José Fernando Cerezo, deja claro a los agentes qué es lo que tienen y lo que no tienen que hacer, una comunicación que ha despertado cierto malestar, por su parte, entre algunos agentes que aseguran que estos momentos los cargan de ánimos. 

El mando policial indica en el comunicado que "no se debe atender ninguna petición relacionada con cumpleaños y festejos similares en los domicilios particulares, aunque se hagan desde el exterior". Estas acciones, en cualquier caso, serán remitidas por la Jefatura "por alguna causa muy justificada".

"Estar en las calles, ayudar a quien lo necesita y denunciar a los insolidarios es la mejor manera de ganar el aprecio de la gente", apunta Cerezo en la misiva en la que advierte de que "hay que seguir denunciando sin más contemplaciones" ya que el avance del periodo de aislamiento y la llegada del buen tiempo puede hacer que más gente se anime a salir. 

El responsable de los policías malagueños indica que, si en algún momento los agentes quieren apoyar a los sanitarios, "no hay inconveniente en que se haga" pero siempre "con una representación adecuada" del colectivo, "evitando la gran concentración de unidades que se vienen produciendo".

Asimismo,  también apunta a que "no procede" que algunas unidades pongan el himno nacional en la megafonía de los vehículos. "Los símbolos nacionales deben ser utilizados con respecto cuando la situación lo requiere", insta Cerezo.

Estas instrucciones han provocado malestar entre algunos policías al entender que las felicitaciones no deberían prohibirse, pero reconocen, eso sí, que tendrían que establecerse algún tipo de sistema de organización, porque, detallan, en la Sala del 092 de Málaga han llegado a recibirse más de cinco peticiones diarias para que los agentes acudan a las inmediaciones de una vivienda para desearles cumpleaños feliz a los más pequeños.

"Prohíbe esto porque no vive lo mismo que nosotros"

Es muy duro ver las necesidades de los niños. Les hace mucha ilusión que vayamos cinco minutos a cantarles”, sostiene uno de los efectivos. A su juicio, “estamos viviendo tiempos muy difíciles” y la Policía se siente muy agradecida con el apoyo que está recibiendo por parte de los vecinos, a cuyo lado, recalca, los agentes deben permanecer.

Fuentes del equipo de Gobierno municipal alegan que no se trata de "una orden" sino de "una comunicación interna" que "pretende unificar criterios" sobre la presencia de los agentes en las calles de la ciudad. Así, reiteran que respecto al tema de las felicitaciones, "se afirma que no podrán ser acciones generalizadas ni particulares, sino que deben ser justificadas desde la Jefatura y obtener su visto bueno para no caer en excesos". De esta forma, afirma, sí habrá presencia policial en entidades sociales "cuando se requiera y resulte posible".

En cuanto al himno, dichas fuentes aseveran que "se ha indicado que su uso sólo procede cuando la situación lo requiera y con la solemnidad debida" y sobre los actos de homenaje al personal sanitario, "se pide que se hagan de forma coordinada, no espontánea, y que cuenten con la representación debida".

Aun así, algunos intendentes lo leen como tal y ponen el foco en el poder de las acciones que trata la nota. “Ahora ven a su Policía Local humana y cercana. El jefe que prohíbe esto es porque no vive lo mismo que nosotros. Él no está en la calle”, denuncia uno de los efectivos consultados. Otro policía señala que, antes de que diera comienza la crisis sanitaria del Covid-19, al igual que otros compañeros, ha sido“apedreado, escupido, agredido e insultado” y, por tanto, “salir ovacionado en una barriada marginal viendo cómo la gente se deshace por aplaudir y agradecer lo que haces hay que vivirlo”.

En palabras de este efectivo, no solo los vecinos necesitan sentirse reconfortados, sino también los propios policías. “Salimos todos los días con el alma encogida y desmoralizados por los números y lasestadísticas y quieren quitarnos lo único que nos da ánimos. Nunca había sentido tal inyección cuando escucho los aplausos. Muchos nos emocionamos”, expresa el agente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios