Universidad

La cumbre universitaria por el ‘Brexit’ no despeja las dudas sobre los Erasmus de la UMA

  • Las becas de los estudiantes seguirán vigentes mientras se mantenga el escenario de prórroga

  • Cuando acabe este paréntesis "volveremos a la casilla de salida, estará todo en el aire", según la vicerrectora de Internacionalización

Estudiantes de la UMA en la Biblioteca General. Estudiantes de la UMA en la Biblioteca General.

Estudiantes de la UMA en la Biblioteca General.

Comentarios 1

El centenar de estudiantes de la Universidad de Málaga que ha solicitado una beca Erasmus en Reino Unido para el próximo curso continúa con la misma incertidumbre sobre su futuro más próximo. Representantes de las universidades españolas, de la embajada en Reino Unido y el Ministerio del Exterior se reunieron el pasado jueves para afrontar el nuevo escenario y tomar decisiones ante la salida inminente y sin concesiones de Reino Unido de la Unión Europea. Sin embargo, la prórroga pedida por el Parlamento británico dejó en stand by todos los frentes de movilidad abiertos con este país.

“En un escenario de prórroga todo seguiría igual, los alumnos tendrían sus becas según los criterios que se siguen actualmente”, apunta la vicerrectora de Internacionalización, Susana Cabrera. “Si la prórroga está limitada a unos meses, estaríamos como al principio, tendríamos que ver qué se negocia, cuales serían las condiciones”, agrega Cabrera y señala que hay países no miembros de la Unión Europea como Noruega y Turquía que pertenecen al programa Erasmus. “Participan en él poniendo sus fondos propios”, subraya la vicerrectora de la UMA.

Estudiantes Erasmus Estudiantes Erasmus

Estudiantes Erasmus

No obstante, no se sabe si Reino Unido estaría interesado en seguir formando parte del programa ni si “querría la UE que esto se diese así con el caso de Reino Unido”, indica Cabrera. Por el momento, la Unión Europea no quiso poner sobre la mesa ni anticipar ningún tipo de medida que dejara tranquilos no sólo a los estudiantes sino también a investigadores y trabajadores vinculados al país británico. “La consigna que tiene ahora mismo la Unión Europea es no anticiparse a los hechos, el mensaje que intentan trasladar es no alarmar, quieren aportar tranquilidad pero no aseguran ningún compromiso para que no tengamos que estar preocupados”, agrega la responsable de la Universidad de Málaga.

En el encuentro se desvelaron algunos planes pensados para trabajadores británicos que están en España, para que puedan mantener el estatus de residentes, pero, en cuanto a los estudiantes, “todo está muy en el aire, tenemos que esperar a ver qué y cómo se da definitivamente el Brexit, si termina la prórroga estaremos nuevamente en la casilla de salida”, concluyó Susana Cabrera.

Un centenar de estudiantes inquietos ante el panorama 

En torno a cien universitarios malagueños podrían perder la ayuda si, tras la prórroga, no hay acuerdo. A quienes están allí no les afecta la medida, ya que la Comisión Europea garantizó en enero su continuidad. El tratado negociado entre la primera ministra, Theresa May, y Bruselas, en el que se decidió un periodo transitorio para prorrogar las becas hasta 2021, dio un respiro a las universidades. El Parlamento británico ha rechazado varias veces este documento hasta llegar a la petición de la prórroga.

Los responsables de Internacionalización de los distintos campus andaluces señalan lo “excepcional” de la situación y ya han tenido diversas reuniones para abordar el problema. Para ellos, la mejor solución sería que Europa se comprometiese a seguir financiando estas estancias, ya fuera del paraguas del programa Erasmus o que, en su lugar, hubiese algún tipo de acuerdo en España a nivel nacional o autonómico para que la administración se hiciese cargo de las ayudas económicas. Si nada de esto ocurre, la propia Universidad de Málaga podría asumir el coste de esas becas del mismo modo que hace con la movilidad de los estudiantes a países no comunitarios como Corea o Estados Unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios