Derribo Villa Maya Un nieto de Smerdou: “Produce una tristeza enorme que la casa acabe así”

  • Carlos Smerdou lamenta el derribo del inmueble en el que su abuelo salvó la vida a más de 500 personas en la Guerra Civil en Málaga

Una excavadora derriba la vivienda Una excavadora derriba la vivienda

Una excavadora derriba la vivienda / Javier Albiñana (Málaga)

El derribo de Villa Maya no ha sentado bien a los familiares de Porfirio Smerdou, el cónsul honorario de México en Málaga que escondió a más de 500 personas durante la Guerra Civil en ese inmueble para salvarles la vida ante la barbarie de republicanos y falangistas.

Uno de sus nietos es Carlos Smerdou, vive en Madrid y dirige una empresa especializada en el sector inmobiliario llamada Foro Consultores. “Sin dudar de la legalidad urbanística, que una casa en la que mi abuelo salvó a casi 600 personas acabe así produce una tristeza enorme”, escribió ayer en su cuenta de Twitter. En conversación telefónica con este diario, Smerdou lamentó ese derribo y precisó que cuando su abuelo vivió en Villa Maya era un inmueble alquilado, por lo que la familia nunca tuvo la propiedad. “Me hubiera encantado comprarla pero no tenía dinero”, comentó Smerdou.

La demolición del inmueble no pasó desapercibida en las redes sociales. “El derribo de Villa Maya coincidió ayer con el apoyo del festival de Málaga al proyecto sobre Málaga 1936-37 que preparamos. Tristeza por la memoria histórica abandonada y la esperanza de poder contar una gran historia”, publicaba en Twitter el director José A. Hergueta. “Elegimos a los representantes para que hagan lo mejor para nuestra ciudad, uno se decepciona después con La Mundial, Villa Maya, Racacielos del puerto, Centro histórico, etcétera por lo que es de agradecer a los que están luchando por mantener nuestro patrimonio”, decía José J. Cortés. “¿Apuesta por la cultura pero destruyes Villa Maya o quieres cargarte La Mundial? Toc, toc ¿hay alguien?”, preguntaba el ciudadano José Manuel Leiva en Twitter al alcalde Francisco de la Torre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios