Málaga

Desescalada: Málaga pasa a la fase 1 a partir del lunes 18 de mayo

  • El Ministerio de Sanidad autoriza que la provincia avance tras una semana de bronca política

  • Simón insiste en que “la salud pública es lo que más peso tiene en la toma de decisiones”

Trabajadores preparan una terraza para que se guarden las medidas de seguridad. Trabajadores preparan una terraza para que se guarden las medidas de seguridad.

Trabajadores preparan una terraza para que se guarden las medidas de seguridad. / Javier Albiñana

Málaga pasa por fin a la fase 1 de la desescalada a partir del próximo lunes 18 de mayo. Así lo aprobó el Ministerio de Sanidad este viernes tras analizar los datos remitidos por la Junta de Andalucía. El anuncio fue hecho por el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. La provincia pasa junto con Granada, por lo que toda Andalucía estará ya a partir de ese día en fase 1

La decisión supone que los habitantes de la provincia podrán desde lunes, entre otras cosas, ver a sus seres queridos, sentarse en la terraza de un bar, comprar en una tienda sin cita previa e ir a la iglesia

La luz verde para este avance en la desescalada llega después de varios días de bronca política en los que la Junta de Andalucía acusó repetidamente al Gobierno central de actuar con criterios políticos y no sanitarios al no permitir que Málaga y Granada pasaran la semana pasada a la fase 1, como el resto de las provincias de la comunidad autónoma.

El doctor Simón insistió en la rueda de prensa celebrada este viernes tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que el avance en la desescalada se toma en base a criterios económicos, sociales y sanitarios, pero que son estos últimos los más decisivos. “La salud pública es lo que más peso tiene en la toma de decisiones”, aseguró.

El ministro apela a la responsabilidad para “ir más de prisa” en la desescalada

Tras conocerse la decisión, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, expresó su satisfacción por la decisión del Ministerio de Sanidad. “Ya estamos todos los andaluces juntos en la fase 1. Esperamos que la semana que viene, todos juntos también, pasemos a la fase 2. Responsabilidad y prudencia para seguir avanzando”, publicó en su cuenta de Twitter.

A partir de la próxima semana, la Administración autonómica tendrá que presentar la documentación que le exija Sanidad para seguir avanzando. La Junta ya ha manifestado a través de distintos representantes que su intención es que Málaga y Granada pasen el próximo 25 de mayo a la fase 2, junto con las otras seis provincias andaluzas, siempre que ambas cumplan con todos los requisitos que exija el Ministerio. Es decir, que estén sólo una semana en la fase 1, a diferencia del resto de las provincias de la región, que permanecerían dos.

El paso a la fase 1 fue recibido con alivio por los malagueños, que ya llevan dos meses confinados dado que a partir del lunes podrán tener más de libertad de movimientos. También supone un respiro para el sector económico. Los establecimientos de hostelería por ejemplo –aunque respetando las distancias de seguridad, con un 50% de ocupación y con la limitación de los grupos a 10 personas–, cuentan con autorización para abrir sus terrazas a partir de ese día.

El presidente de la Junta pidió "prudencia y responsabilidad" en el avance hacia la fase 2

En la rueda de prensa en la que Sanidad informó de la decisión, el ministro, Salvador Illa, apeló a que tras ocho semanas de estado de alarma con un comportamiento “ejemplar” de la ciudadanía, se mantenga ahora “una actitud responsable” porque advirtió que es “la manera de ir más de prisa” en la desescalada.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, valoró el paso de Granada y Málaga a la fase 1: “Andalucía avanza hacia fase 2 con esperanza y prudencia”, dijo en su cuenta en Twitter. Y agregó que aunque sea una semana más tarde, la evolución de ambas provincias a la fase 1 “es una buena noticia para los andaluces”. “Ahora que el mando único comparte nuestro criterio, toda Andalucía avanza hacia la fase 2 con esperanza, prudencia y responsabilidad”, señaló el presidente de la Junta

El viernes de la semana anterior, los técnicos del Ministerio no autorizaron a que Málaga y Granada pasaran a la fase 1. Aquella decisión fue tachada por los representantes autonómicos de “agravio comparativo” con Andalucía ya que a otras regiones con mayor incidencia del virus por habitantes que estas dos provincias sí se les autorizó a salir de la fase 0. Incluso también reprocharon que hubiera zonas donde se permitió la desescalada por comarcas o distritos sanitarios, algo que el Ministerio no contempló en el caso de Málaga y Granada, por lo que las dos provincias enteras se quedaron como descolgadas del resto de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios