Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

Desescalada en Málaga: ¿Cómo son los hospitales con la nueva normalidad y cómo deben proceder los pacientes?

  • Los enfermos deben llevar mascarilla, ir solos si es posible y guardar la distancia de seguridad

  • Los centros dejan asientos sin uso por el distanciamiento social y mantienen un circuito Covid y otro general

Asientos en el Hospital Regional en los que se indica que se guarde la distancia de seguridad. Asientos en el Hospital Regional en los que se indica que se guarde la distancia de seguridad.

Asientos en el Hospital Regional en los que se indica que se guarde la distancia de seguridad. / M. H.

Los hospitales de Málaga se han transformado para atajar el coronavirus y los pacientes tendrán que adaptarse también a la nueva realidad. No habrá salas de espera llenas de enfermos sentados unos al lado de otros porque muchos asientos han sido invalidados para que se respete la distancia de seguridad; tampoco se verán las caras porque todos deberán ir con mascarillas y en ciertas zonas de riesgo hay mamparas de metacrilato entre los usuarios y los profesionales. Son solo algunos ejemplos de la sanidad en tiempos del Covid. La única finalidad de estos cambios es poner freno a la propagación del virus.

Las recomendaciones de la dirección del Regional son una muestra de cómo deben proceder a partir de ahora los paciente a la hora de acudir a un hospital. La primera es no acudir a la cita si en los últimos siete días se ha tenido fiebre, tos o ahogo, información que debe comunicarse de forma previa al servicio al que corresponda la visita. Para reducir la afluencia de personas y minimizar el riesgo de contagio, en la actualidad sólo se puede ir acompañado de un familiar que tampoco haya tenido sintomatología sospechosa de ser coronavirus. Pero es aconsejable, siempre que sea posible, que el paciente acuda solo.

Un profesional tras una mampara de metacrilato en el Hospital Regional. Un profesional tras una mampara de metacrilato en el Hospital Regional.

Un profesional tras una mampara de metacrilato en el Hospital Regional. / M. H.

Los hospitales piden puntualidad para evitar esperas prolongadas y aglomeraciones. No está permitido circular por zonas de acceso restringido, hay que mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros y llevar mascarilla. Estas medidas pretenden minimizar las posibilidades de contagiar y contagiarse a fin de garantizar la seguridad de los pacientes, sus acompañantes y los profesionales.  Así que asientos distanciados, mascarillas, geles hidroalcohólicos, guantes y distancia de seguridad son la rutina por culpa del coronavirus. Además, a los enfermos que vayan a operarse o a someterse a ciertas pruebas invasivas  se les hará una PCR –la prueba que determina si la persona tiene el virus activo en ese momento-.

El Clínico informa que consultas que antes eran solo matutinas se han desdoblado en mañana y tarde a fin de que haya menos concentración de personas. Cada unidad o servicio ha propuesto su plan de desescalada, que está condicionado por el espacio físico de sus instalaciones ya que debe respetarse siempre la distancia de seguridad.

Los hospitales harán una PCR a pacientes ante una operación o pruebas invasivas

Los hospitales no sólo han establecido nuevas normas para los pacientes. También se han transformado por razones de seguridad. Ya no son lo que eran. Antes tenían un único frente de batalla al que atender: los pacientes. Ahora tiene dos: los enfermos generales y los Covid. Dos flancos y sin poder descuidar ninguno. Para que no se desborden las listas de espera, en el caso de los primeros, y para afrontar la pandemia, en el de los segundos. Desescalada, sí; pero con camas reservadas por si hubiera un repunte ahora que hay más libertad de movimientos de la población.

Camas en el Hospital Regional donde antes estaba la cafetería. Camas en el Hospital Regional donde antes estaba la cafetería.

Camas en el Hospital Regional donde antes estaba la cafetería. / M. H.

El cambio principal en los hospitales, ya implantado hace casi tres meses, es el doble circuito: uno para pacientes generales y otros para afectados del Covid. Estos dispositivos paralelos existen en Urgencias, hospitalización y UCI. De hecho, el Regional ha dejado la atención urgente para pacientes con coronavirus en su ubicación de siempre –en el bajo del pabellón B- y ha trasladado la de enfermeros generales a la planta baja del edificio antiguo, el A –donde antes estaba el hall, la tienda de regalos, la cafetería y el salón de actos-. Además, este centro ha reabierto la puerta principal del pabellón B, que se cerró en plena pandemia para evitar el tránsito de personas.   

En general, los hospitales mantendrán consultas on line a fin de evitar disminuir la afluencia de pacientes, siempre que sea posible. Después de estar más de dos meses centrados en dar respuesta a la pandemia y a los casos urgentes, oncológicos y no aplazables, ha nacido la sanidad poscovid. Los hospitales retoman la asistencia programada, tratando de reducir las listas de espera generales engordadas durante las últimas semanas.

La puerta del pabellón B del Regional, que se cerró por la pandemia, ya se ha reabierto. La puerta del pabellón B del Regional, que se cerró por la pandemia, ya se ha reabierto.

La puerta del pabellón B del Regional, que se cerró por la pandemia, ya se ha reabierto. / M. H.

Pero aún tienen servicios fuera de su ubicación habitual para dejar camas de reserva para el coronavirus. En el caso del Clínico, su área de Maternidad, que sigue en el Materno. En el caso del Regional, continuarán en el Materno los servicios de Cirugía Plástica y la hospitalización de Oncología, y en el Hospital Civil, los de Cirugía de Tórax, Otorrinolaringología y el Hospital de Día Oncohematológico. Los quirófanos de Neurocirugía por su parte seguirán por el momento en el Hospital CHIP.

En resumen, los centros sanitarios han tenido que hacer un esfuerzo contrarreloj para reconvertirse. Ahora es el turno de la adaptación de los enfermos a la nueva normalidad. Son los hospitales y pacientes en los tiempos del coronavirus.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios