Turismo

Desescalada Málaga: Así reabrirá este lunes sus puertas el hotel Miramar, el más lujoso de la capital

Vista de la zona exterior del hotel Miramar. Vista de la zona exterior del hotel Miramar.

Vista de la zona exterior del hotel Miramar. / Javier Albiñana (Málaga)

La cadena Santos ha decidido coger el toro por los cuernos y abrirá el hotel Miramar, el más lujoso de Málaga capital, este lunes 1 de junio, como ya ha hecho con otros de sus establecimientos en España. Es un cinco estrellas que se tiene que adaptar, como el resto de negocios, a las medidas de seguridad e higiene marcadas por el Gobierno central por lo que habrá algunos cambios.

Mariola Valladares, directora del hotel, destaca que sólo estará disponible el 30% de las habitaciones para cumplir con el aforo exigido por las autoridades, de forma que se comercializarán unas 65 habitaciones. Ya hay algunas reservas para este mismo lunes aunque la directora subraya que “tenemos un mayor incremento a partir de la segunda quincena de junio”.

Los huéspedes van a estar más tranquilos que nunca porque, para garantizar la distancia de seguridad y evitar encuentros, las habitaciones disponibles estarán repartidas entre las distintas plantas y se dejarán libres las que se encuentren en medio, de forma que un cliente en una habitación no podría oír al que estuviera en la estancia contigua. Si a eso se le suma que cuando un cliente deje una habitación ésta no se volverá a usar hasta que pase un mínimo de 24 horas para que la desinfección sea completa, la gestión en recepción va a ser más que curiosa.

El hotel abre al 100% sus instalaciones, es decir, se podrá ir al restaurante, al gimnasio o a la piscina, pero su capacidad estará reducida al 30%. De esta forma, para usar, por ejemplo, el gimnasio habrá que pedir cita previa y a cada cliente se le asigna un tramo horario, desinfectando el material utilizado entre usuario y usuario. En la piscina solo se podrán usar el 30% de las hamacas y también con reserva previa. En las habitaciones se ha retirado todo el material de papelería, sustituyéndolo por información digital, o el mando de la televisión está en una funda desechable. Las perchas o el secador se desinfectan.

Se podrán utilizar todos los servicios, aunque con una capacidad del 30% y con reserva previa

Dadas las circunstancias, alojarse en este hotel será más barato que en condiciones normales. “Seguimos siendo un cinco estrellas, pero los clientes se pueden beneficiar de un precio más competitivo”, afirma Valladares, que añade que en ese precio se incluirá el uso del parking, dar mejores habitaciones a la contratada en caso de disponibilidad o retrasar la salida para evitar esperas en el aeropuerto o en la estación de tren. “Es una forma de agradecer al cliente la confianza que deposita en nosotros”, narra la directora del hotel.

El Miramar cuenta con 150 empleados aunque no todos regresarán el lunes sino que, como señala Valladares, “iremos sacando poco a poco a los trabajadores que están en el Erte”. Dependerá, lógicamente, de la evolución turística aunque esta profesional confía en tener una buena ocupación en julio y agosto y adelanta que tienen confirmados numerosos eventos para septiembre y octubre que, o se han desplazado de fecha porque estaban previstos en los meses del confinamiento, o son nuevas reservas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios