Municipal

Las diferencias con la plantilla mantienen bloqueada la municipalización de Limasa

  • El comité de empresa reclama una compensación media de 9.300 euros por atrasos y el Ayuntamiento ofrece 8.300 euros

Camiones adquiridos por el Ayuntamiento para Limasa. Camiones adquiridos por el Ayuntamiento para Limasa.

Camiones adquiridos por el Ayuntamiento para Limasa. / Javier Albiñana

Mientras el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha presentado la nueva flota de vehículos de Limasa, compuesta por 66 camiones y máquinas de limpieza, su apuesta personal por municipalizar la empresa sigue enquistada. Y sin un horizonte claro de desbloqueo. Si antaño eran los componentes de su propio equipo de gobierno, con el presidente provincial del PP, Elías Bendodo, a la cabeza, los que se oponían a la reconversión pública de la sociedad, ahora el escollo se lo encuentra en el comité de empresa.

Las posiciones que una y otra parte mantienen en el momento presente no permiten augurar una resolución ni fácil ni rápida. El asunto tiene como elemento agravante las recientes sentencias judiciales que, al parecer al menos de la plantilla, vienen a reconocer el derecho de los trabajadores a ser compensados económicamente por la no aplicación en los últimos años del único convenio colectivo vigente, que data del año 2012.

Máquinas adquiridas por el Ayuntamiento para renovar la flota. Máquinas adquiridas por el Ayuntamiento para renovar la flota.

Máquinas adquiridas por el Ayuntamiento para renovar la flota. / Javier Albiñana

Aplicando el citado acuerdo laboral, según el presidente del comité, Manuel Belmonte, cada uno de los operarios de Limasa debe ser compensado con una media de 9.300 euros, cuantía que, primero, rechazó de plano el Ejecutivo local y que ahora trata de asumir en su mayor parte. La última propuesta formal realizada por el Ayuntamiento cuantifica la aportación en unos 8.300 euros de media, lo que supone una carga global cercana a los 20 millones de euros.

El devenir de los acontecimientos en los últimos meses confirma el paso atrás dado por el equipo de gobierno en este asunto. De una posición férrea, rebajando como mucho la aportación a unos mil euros, se ha pasado a multiplicar por ocho la suma. Por su parte, el comité insiste en la cifra mencionada, aunque tiempo atrás también habló de más de 10.000 euros.

El desbloqueo de estas diferencias económicas se antoja clave para que De la Torre tenga el camino expedito para dar el paso definitivo. Sin embargo, ahora mismo se encuentra en un callejón que parece no tener salida. El valor político de lo que finalmente ocurra es relevante, por cuanto el propio regidor admitió que exigió al PP la municipalización de Limasa para volver a ser candidato a la Alcaldía en mayo de 2019.

A este elemento hay que añadir la reserva evidente que pone el comité respecto a que una parte del salario en la futura Limasa municipal esté vinculado a la productividad. "Nosotros ponemos la diferencia de 1.000 euros para la paga de productividad, pero no del salario, porque eso es nuestro, eso se queda como está, fijo", viene a decir Belmonte. La cifra difiere de los alrededor de 2.800 euros que maneja el Consistorio.

Y en este punto el alcalde es inflexible. "La municipalización está condicionada a que parte del salario esté ligada a la productividad", ha mantenido este miércoles el regidor, subrayando, no obstante, su convicción en el modelo de municipalización. En este sentido, incluso apunta la necesidad de que la reconversión de la empresa vaya acompañada de la firma de un nuevo convenio laboral con cuatro años de vigencia, en el que "queden claramente definidas las relaciones y es bueno que quede despejado el tema económico ligado al tema de la sentencia".

Por el contrario, la representación sindical de la plantilla es igualmente taxativa al cerrar la puerta a cualquier negociación de un nuevo acuerdo laboral si antes no queda resuelto el tema de los atrasos. "Pedimos que nos paguen los atrasos y nos sentamos a negociar un nuevo convenio", ha expuesto Belmonte.

Con estas piezas sobre el tablero, De la Torre, acompañado de la concejala de Limasa, Teresa Porras, ha presentado los vehículos adquiridos para renovar la flota de Limasa, con una inversión de 12 millones de euros. Curiosamente, se trata de maquinaria dotada de GPS, localizador... dispositivos mediante los que poder controlar el trabajo que realizan los operarios y, por tanto, justificar el abono futuro o no de un concepto de productividad que sigue sin estar cerrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios