Málaga

El dueño de la finca donde murió Julen recurre el auto, que asemeja a un escrito de acusación

  • La jueza considera que David Serrano cometió un homicidio imprudente grave y señala que existen indicios de criminalidad al haber dejado abierto el pozo

David Serrano, dueño de la finca de Totalán donde murió Julen, en una imagen de archivo. David Serrano, dueño de la finca de Totalán donde murió Julen, en una imagen de archivo.

David Serrano, dueño de la finca de Totalán donde murió Julen, en una imagen de archivo. / Javier Albiñana

La defensa de David Serrano, dueño de la finca de Totalán donde murió Julen al caer a un pozo, ha recurrido el auto de la instructora del caso, del que dice que se asemeja más "a un escrito de acusación de parte que a una valoración aséptica".

En el escrito, al que ha tenido acceso Efe, el letrado formula un recurso de reforma y, subsidiariamente de apelación, contra el auto en el que la instructora del caso considera que el investigado pudo cometer un delito de homicidio imprudente grave y dispone que las actuaciones sigan por el trámite de procedimiento abreviado.

La defensa de Serrano anunció la pasada semana que iba a recurrir la resolución judicial porque la magistrada expone en el auto que su cliente no advirtió del peligro y considera que dicho extremo no es cierto, ya que su patrocinado siempre ha mantenido que el padre de Julen fue avisado de la existencia de varias prospecciones.

En el recurso, el letrado concluye que el contenido del auto "resulta cercenado, parcial y torticero", lo que atribuye a una "colección de medias verdades, y afirmaciones ya contrastadas que parecen (haber) sido sesgadas a conveniencia, pareciéndose más a un escrito de acusación de parte que a una valoración aséptica".

Añade que "omiten todo análisis de circunstancias y escenarios que puedan ser afines para el descargo del investigado".

Respecto a las declaraciones sobre si el pozo estaba tapado, indica que "descorazona" que la jueza "concluya tan a la ligera" que la prospección por la que cayó Julen no estaba tapada, y "en cambio, se cree a pies juntillas cuan si de la verdad universal se tratara que el pocero colocó una piedra de grandes dimensiones al acabar su trabajo".

Asimismo, se opone a las manifestaciones encaminadas a "trasladar el peso de las obligaciones de seguridad" a David Serrano, "como si el pocero no tuviera nada que ver".

La defensa del dueño de la finca pide al Juzgado que revoque el auto del pasado 1 de julio y declare la continuidad de las diligencias previas, y en caso de que desestime el recurso de reforma que formula, admita un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Málaga

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios