Málaga

La “efervescencia” inmobiliaria del Centro histórico

  • Savills Aguirre Newman destaca su “resurgir” y ve en la Alameda y La Merced las zonas de “revitalización”

Vista aérea del centro histórico de Málaga Vista aérea del centro histórico de Málaga

Vista aérea del centro histórico de Málaga

Málaga capital y, de manera especial, su Centro histórico, brillan con luz propia en el escaparate nacional e internacional de la inversión inmobiliaria. La pujanza ya constatada queda reafirmada tras el cierre en 2018 de numerosas operaciones de envergadura. Entre ellas, el pago de hasta 30.000 euros por metro cuadrado en la adquisición de un local en los aledaños de la calle Larios o los 280 euros abonados por metro cuadrado por el alquiler de otro establecimiento en la vía más comercial de la capital de la Costa del Sol.

Ambas iniciativas fueron asesoradas por la consultora Savills Aguirre Newman. José Luis García-Hirschfeld García-Courtoy, consultor Capital Markets Senior, pone de relieve la extraordinaria salud por la que atraviesa el sector de locales, pero también el hotelero y residencial. “La provincia está batiendo récords en inversión inmobiliaria”, explica. La tendencia se mantiene para 2019, como demuestra la venta de dos edificios por más de 5 millones. Uno de ellos, en la Plaza de la Merced, con destino a apartamentos turísticos.

Una de las particularidades del fenómeno actual es que a diferencia de lo ocurrido en los años del “boom inmobiliario”, los inversores “buscan oportunidades en todos los usos, tanto en la capital como en la costa”. García-Hirschfeld García-Courtoy centra su atención en el potencial demostrado por el Centro, la zona “más demandada gracias a su transformación urbanística y cultural”.

Este poder de atracción no evita que haya otros emplazamientos “en plena ebullición y una demanda latente insatisfecha”. Savills Aguirre Newman destaca que los activos más reclamados son edificios con superficies superiores a los 1.500 metros y locales “en buenas ubicaciones o arrendados a inquilinos de prestigio”.“El Centro ha resurgido como un micro mercado en plena efervescencia”, sostiene, destacando el número de proyectos en desarrollo, muchos enfocados a apartamentos turísticos y hoteles, pero también residenciales de lujo para primera residencia, e incluso a segunda, “algo inédito” en esta zona. Dentro del casco antiguo prevé que la Alameda Principal, sometida a una importante obra de regeneración, y la Plaza de la Merced, serán los puntos “que mayor revitalización sufran en los próximos años”.

Respecto al mercado hotelero, Savills Aguirre Newman destaca la venta el año pasado de un edificio en sale & leaseback (venta de edificio en la que el vendedor se mantiene como inquilino) en calle Comedias. El vendedor, Mauro Development, acometió su rehabilitación para albergar un establecimiento de TOC Hostel. Otras operaciones de naturaleza similar son dos edificios de Puerta del Mar y calle Martínez comprados para un hotel de Catalonia, con una inversión estimada de 24 millones.

La consultora pone el acento también en el buen momento del sector logístico, con un “interés nunca antes vivido en la ciudad”. Unos de los cambios observados es que se ha pasado de una demanda muy local, interesada en “mini naves” a operadores nacionales e internacionales que buscan instalaciones con superficies de entre 3.000 y 15.000 metros cuadrados. Una demanda que “no se puede cubrir por la falta de activos que cumplan estas necesidades y por la falta de suelo urbano”.

A pesar del “momento dulce” de la capital, García-Hirschfeld García-Courtoy subraya la necesidad de “no bajar la guardia” y advierte de la posibilidad de que haya inversores que opten por otros destinos ante la escasa oferta, “provocada por la subida de precios tanto de los activos en venta como de los costes de rehabilitación, unido a cierta falta de profesionalización de algunos ámbitos y a una percepción de lentitud en los plazos de tramitación por parte de la administración”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios