Turismo

Los empleados de hostelería vencen a la externalización y ganarán un 13% más

  • La firma del preacuerdo del convenio de hostelería trae consigo una serie de mejoras económicas y sociales. Los políticos muestran su satisfacción por el pacto y evitar la huelga

Varios empleados en un hotel de la Costa del Sol Varios empleados en un hotel de la Costa del Sol

Varios empleados en un hotel de la Costa del Sol / Javier Albiñana

Una subida salarial del 13% en cinco años; obligar a las empresas de servicios subcontratadas por los hoteles a aplicar el convenio de hostelería a las camareras de piso (las famosas Kellys), el personal de restaurante, bar, cocina y recepción; o equiparar el sueldo de los ayudantes de cocina y camarero al de cocineros y camareros en cuatro años han sido las tres principales mejoras que los 80.000 trabajadores del sector de la hostelería en Málaga han conseguido tras varios meses de negociación por el nuevo convenio, que perdió su vigencia a finales del año pasado.

La firma del preacuerdo del convenio de hostelería, certificada la pasada madrugada tras nueve horas de intensa reunión, fue bien recibida por los trabajadores, la patronal y los políticos, pues se logra de nuevo la paz social para los próximos cinco años en el sector económico más importante de la provincia. La amenaza de huelga y las presiones de los representantes sindicales han permitido que los empleados del sector –entre hoteles, restaurantes y bares– vayan a conseguir un convenio sustancialmente mejor que el anterior, que los empresarios ya catalogaban como “el mejor de España”.

El principal escollo había sido la externalización. La ley permite a los hoteles subcontratar servicios y ya lo están haciendo, según los sindicatos, 17 hoteles en la Costa del Sol. El problema es que la reforma laboral antepone el convenio de empresa al colectivo y, según criticaban los representantes sindicales, esas empresas de servicio no aplicaban a sus empleados –mayoritariamente camareras de piso– el convenio de hostelería, que es más ventajoso, sino el de su empresa particular. En cuanto se firme definitivamente el convenio y se publique en el boletín oficial –algo que ocurrirá entre finales de esta semana y la que viene–, las empresas de servicios estarán obligadas a pagar lo que dice este nuevo convenio de hostelería que, según explican los sindicatos, supone una diferencia de entre un 40 y un 50% sobre su salario actual, por lo que la diferencia de sueldo será de unos 400 ó 500 euros mensuales. Ocurrirá lo mismo con el personal subcontratado de recepción, restaurante, bar y cocina, aunque se ha dejado fuera a los empleados de limpieza, mantenimiento y animación.

Otro de los pactos alcanzados es que los ayudantes de cocina y de camarero aumentarán un 25% su salario de forma anual –unida a la subida salarial del 13% en cinco años– durante los próximos cuatro años, de forma que a final de ese periodo estén equiparados por los cocineros y camareros, pasando así del grupo cinco al cuatro. La diferencia entre ambos grupos salariales es de unos 60 euros al mes.

Las parejas de hecho tendrán los mismos derechos que los matrimonios, se podrán elegir los días de permiso por hospitalización de familiar o se reservará, como mínimo, el 1% del empleo que surja para personas con una discapacidad igual o superior al 65%. Por otra parte, se va a crear una comisión para mejorar la formación de los empleados y un protocolo para saber cómo realizar las promociones dentro de las compañías de una forma objetiva.

Las empresas, por su parte, han conseguido mejorar la flexibilidad de la jornada laboral. Los descansos se mantienen igual, con dos días consecutivos a la semana, pero los turnos podrán ser organizados con una antelación de tres semanas en invierno y de dos semanas en verano, un hecho que los hoteleros ven clave para poder atender las nuevas necesidades de la demanda. El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón, dijo ayer que este convenio es “claramente el mejor para los trabajadores” que existe en España y subrayó que el “logro” de este convenio es “colectivo” porque “hoy en día o ganamos todos o perdemos todos”. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández; el delegado del gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo; el presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo; o el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, también mostraron ayer su satisfacción por el acuerdo y que se haya evitado la huelga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios