Málaga

Una empresa de Málaga 'compra' el proyecto del centro deportivo de Teatinos

  • Se hace con el derecho de superficie del complejo de Bizcochero Capitán en una subasta extraajudicial

Estado actual del centro deportivo de Bizcochero-Capitán Estado actual del centro deportivo de Bizcochero-Capitán

Estado actual del centro deportivo de Bizcochero-Capitán / Javier Albiñana (Málaga)

El futuro del centro deportivo proyectado hace catorce años en los suelos de Bizcochero Capitán, en Teatinos, se despeja. Tras una larga travesía por el desierto, que incluyó la quiebra económica de la adjudicataria de la parcela, Udisa, entra en juego un nuevo actor privado.

Una firma malagueña acaba de hacerse en subasta extrajudicial con el derecho de superficie para la construcción del complejo, lo que, a la espera de que se concreten los trámites finales, debe permitir el desbloqueo de una infraestructura que llegó a valorarse en 50 millones de euros. Fuentes conocedoras del procedimiento concursal que afecta a Udisa confirmaron que se trata de la única empresa que ha concurrido al procedimiento.

Y si bien no precisaron la cuantía que se abona por la misma, sí indicaron que va a permitir hacer frente solo a los créditos privilegiados que mantiene la sociedad. Cabe recordar que la deuda que Udisa mantenía con los proveedores alcanza los 1,5 millones de euros. Una cuantía muy alejada de los algo más de 6,1 millones que llegó a abonar la mercantil al Ayuntamiento de Málaga por la cesión de los terrenos por un periodo de 75 años.

El Ayuntamiento en los últimos años ha sido favorable a la entrada en juego de un nuevo socio privado para el desarrollo del complejo deportivo

La convocatoria de venta, que ha tenido lugar este jueves, fue convocada por el Juzgado de lo Mercantil 2 de Málaga, dentro del plan de liquidación de Udisa. La enajenación afecta al derecho de superficie del solar, sobre la que se autoriza un techo edificable de 16.000 metros cuadrados, y las construcciones que fueron ejecutadas por Udisa en el periodo transcurrido desde que recibió la concesión. Unas intervenciones que, según el juzgado, están valoradas en 3.051.327,94 euros.

No obstante, el edicto precisa que "no se considera un precio inicial de referencia" en el procedimiento, al tratarse de un derecho de superficie que requiere "de la anuencia del Ayuntamiento de Málaga". La posición del Consistorio en los últimos años ha sido favorable a la entrada en juego de un nuevo socio privado dispuesto a ir adelante con el desarrollo del equipamiento deportivo inicialmente previsto y que incluía la ejecución de un establecimiento cubierto, así como, al aire libre, de 14 pistas de pádel, tres campos de fútbol 3x3 y otras pistas polideportivas. Además, el proyecto reservaba dos plantas subterráneas para 1.120 plazas de aparcamiento.

Esta iniciativa privada está marcada desde sus orígenes por la polémica y por los numerosos incumplimientos de la empresa adjudicataria. Aunque el otorgamiento del suelo tuvo lugar en abril de 2005, la licencia no fue autorizada por la Gerencia de Urbanismo hasta septiembre de 2007 y ello tras obligar a Udisa a realizar ciertos ajustes en las superficies de uso comercial que planteaba y que entraban en contradicción con las condiciones del concurso original. A esto se suma que el propio pliego marcaba claramente un plazo de 18 meses desde la concesión de la licencia para el desarrollo de las obras, lapso de tiempo superado con creces. Casi tres lustros después de aquella fecha, lo único que se puede ver sobre el terreno es un primer nivel de sótano y numerosos pilares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios