Economía

Las exigencias de los empresarios malagueños para sortear la crisis del coronavirus

  • La CEM reclama a los ayuntamientos y la Diputación el pago inmediato de facturas pendientes y la eliminación o moratoria del abono de varios impuestos 

  • La patronal malagueña señala que el 85% de las empresas de la provincia han cerrado o han sufrido "caídas sin precedentes" en su facturación

Comercios cerrados en el centro de Málaga Comercios cerrados en el centro de Málaga

Comercios cerrados en el centro de Málaga / Marilú Báez (Málaga)

La Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) ha enviado este martes un comunicado en el que exige a los ayuntamientos de la provincia y a la Diputación la eliminación o moratoria de impuestos municipales, así como el pago de las deudas pendientes, entre otras medidas, para intentar sobrevivir tanto durante la declaración del estado de alarma como cuando finalice y se den los primeros pasos para recobrar la actividad económica. 

Desde la patronal malagueña, presidida por Javier González de Lara, se ha subrayado que el 85% de las empresas están cerradas o "han sufrido caídas sin precedentes" en su facturación por la crisis del coronavirus y alertan de que está "en serio peligro la continuidad de las empresas y el empleo si no se adoptan las medidas adecuadas sin más dilación".

"Es en este momento cuando mayor es la necesidad de liquidez de las empresas, ante la falta de ingresos y la obligación de seguir manteniendo sus pagos", afirman en la CEM, y detallan sus propuestas para poder salir de la mejor manera posible de esta coyuntura. En primer lugar, exigen a los ayuntamientos y la Diputación el abono "inmediato" de las facturas pendientes de pago a proveedores para dar esa liquidez. 

Dentro del ámbito puramente tributario, la patronal pide la eliminación "por el tiempo que dure la crisis" del cobro del impuesto sobre circulación de vehículos (IVTM); la tasa por vados, ocupación de la vía pública, toldos y veladores (sobre todo para la hostelería al tener los establecimientos cerrados); la tasa de recogida de basura; la tasa de puestos en mercados de abastos; el impuesto de bienes inmuebles (IBI) en las fincas urbanas de empresas cerradas o con escasa actividad económica; y el impuesto de actividades económicas (IAE) de las empresas paralizadas o que hayan frenado su actividad más de un 70%. 

Por otra parte, la CEM solicita que, en aquellos casos en los que no se pueda exonerar el pago de impuestos, se establezca una moratoria en la recaudación de al menos seis meses y un plan de pago fraccionado para cada empresa sin gastos ni intereses. También reclama congelar los procedimientos del pago de deudas atrasadas por parte de las empresas y condonar deudas de las compañías con el Ayuntamiento o la Diputación. La patronal pide que la Diputación elimine el recargo provincial del IAE correspondiente al periodo de la pandemia y que el Patronato de Recaudación Provincial busque soluciones con los ayuntamientos.

La patronal pide a los ayuntamientos y la Diputación que le condonen deuda a las empresas

Los empresarios son conscientes de que, lógicamente, todos los problemas no se van a solucionar de la noche a la mañana en cuanto se levante el estado de alarma. En este sentido, reclaman para ese posterior periodo la reunificación de las deudas crediticias para poder aplazar pagos, trámites burocráticos más ágiles, bonificaciones del IAE, el IBI o la tasas de licencias por apertura, reducir el coste de luz o agua, u elaborar, junto a los ayuntamientos y la Diputación, un estudio que permita analizar el impacto total de esta crisis en las empresas malagueñas para cuantificar los daños y proponer medidas de reparación. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios