Tráfico

Los examinadores de Tráfico en Málaga achacan el retraso en pruebas al confinamiento

  • Asextra señala que están haciendo unos 200 exámenes diarios y que el tapón se irá reduciendo conforme pasen las semanas

Los examinadores de Tráfico achacan el retraso en las pruebas prácticas a los alumnos al confinamiento y confían en que el tapón generado tras cerca de tres meses de parón se pueda ir diluyendo con el paso de las semanas. “La situación se tiene que ir normalizando, volvimos a trabajar el 8 de junio después de estar sin examinar desde mediados de marzo y no nos podemos poner al día en tan poco tiempo”, explica Antonio Doblas, portavoz en Málaga de la asociación de examinadores de Tráfico (Asextra).

Este profesional subraya que “en estos meses de julio y agosto son los que más exámenes hemos hecho en los últimos cinco años ya que en años anteriores se ha parado en la feria o en agosto”. Doblas explica que hay 28 examinadores en la plantilla en Málaga -incluyendo a los coordinadores- y que ahora están trabajando unos 15 por las vacaciones de verano u otro tipo de bajas. “Hacemos 12 exámenes por la mañana y aquellos compañeros que quieren hacer horas extra por la tarde hacen seis exámenes más, por lo que estamos haciendo unas 200 pruebas diarias”, subraya el portavoz de Asextra en Málaga, quien detalla que “antes del confinamiento había un pequeño retraso de en torno a una semana que ahora se ha aumentado”.

Centenares de profesores y propietarios de autoescuelas se manifestaron el martes por las calles de Málaga para denunciar la falta de profesores y la dificultad para hacer los exámenes prácticos. Doblas señala que “en esta situación sí harían falta más examinadores en Málaga y en toda España, aunque hasta que no pase toda esta acumulación no podremos decir si falta o no plantilla”.

Hace unos años había 40 examinadores y el número se ha reducido a 28. El portavoz de Asextra detalla que a primeros de año se incorporaron tres profesionales más y esperan que se una otro en breve. “Se están haciendo promociones nuevas e irán llegando más funcionarios a Málaga”, dice Doblas, quien recuerda que la media de edad de los examinadores de tráfico en Málaga supera los 50 años.

La irrupción del coronavirus, además del confinamiento y el freno de actividad, ha motivado cambios en los protocolos, lo que ralentiza el proceso. “Trabajamos en un lugar cerrado como el coche, con una mascarilla y un joven que la mayoría que tienen el virus son asintomáticos. Estamos solos con los alumnos en el examen y hay preocupación porque la mayoría tenemos una edad media alta”, comenta Doblas, aunque, por ahora, afortunadamente no ha habido ningún problema.

Hay 28 examinadores en plantilla y ahora están trabajando unos 15 por vacaciones

Desde esta asociación muestran su extrañeza ante el anuncio de algunas autoescuelas de que podrían cerrar por el retraso en los exámenes ya que, según comenta Doblas, “están todas trabajando el 100%, echando más horas y con una alta demanda, por lo que habría que preguntarse qué sector económico está ahora en esas condiciones”. En Asextra creen que detrás de estas movilizaciones está también el interés de las autoescuelas por pseudoprivatizar el sistema de exámenes.

Antonio Martín, presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Málaga (Apae), aseguró este pasado martes que hay 15.000 alumnos que ya han aprobado el examen teórico esperando para hacer el práctico, que hay demoras de hasta cuatro meses y que el nuevo sistema impuesto por Tráfico, llamado Capa, no estaba siendo efectivo por la falta de profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios