Málaga

Una vecina recoge más de 2.000 firmas en Málaga contra la obligación de que las bicis circulen por los carriles 30

  • Reclama a través de Change.org al Ayuntamiento una red de carriles seguro 

  • Ruedas Redondas anuncia una 'bicefestación' contra la ordenanza municipal el próximo 14 de febrero

Varios ciclistas circulan por el carril bici del paseo marítimo de poniente. Varios ciclistas circulan por el carril bici del paseo marítimo de poniente.

Varios ciclistas circulan por el carril bici del paseo marítimo de poniente. / Javier Albiñana

La respuesta social y ciudadana a la nueva Ordenanza de Movilidad de Málaga y, de manera particular, a la obligación de que ciclistas y patinetes circulen por los bautizados carriles 30, va en aumento. A las contundentes exigencias realizadas por los grupos de la oposición y por el colectivo Ruedas Redondas, se suma ahora una iniciativa impulsada por una vecina de la capital, Vanessa Benarroch, que desde hace cinco días recoge firmas a través del portal Change.org en el intento de hacer reflexionar al equipo de gobierno sobre lo inadecuada de esta medida.

De acuerdo con los datos actualizados hasta ayer, el número de avales recibidos rondaba los 2.300. En su reivindicación, Vanessa expresa su rechazo a la propuesta municipal. "Habilitar un carril de carretera y llamarlo carril bici es un insulto al ciudadano", afirma, incidiendo en que se trata de viales "peligrosos". "Y exponer a nuestros hijos a pasear entre coches, camiones y autobuses es alarmante", añade.

En la línea de lo expresado por otros colectivos, coincide en afirmar que por más que la velocidad esté limitada en estos carriles a 30 kilómetros, la realidad es que "el 95% de los vehículos no lo cumple". Ante esta situación, solicita a la Administración local que habilite carriles bici, "pintando parte del paseo marítimo y habilitándolo para ello, de una forma segura y respetuosa para todos".

Vanessa, junto a su bicicleta y la de sus hijas. Vanessa, junto a su bicicleta y la de sus hijas.

Vanessa, junto a su bicicleta y la de sus hijas.

"Si no hacéis eso, habrá accidentes y cada vez se cogerá menos la bici, contaminando más nuestra ciudad. Queremos seguridad para disfrutar con nuestros hijos. Es el poco ocio que nos queda agradable en estos tiempos difíciles”, completa en su petición. Y añade: "Creo que hablo por todos cuando digo que nos han quitado una de las pocas alegrías y actividades agradables y seguras que nos quedaba hacer con nuestros hijos en los tiempos que estamos viviendo".

El apoyo ya expresado pone de relieve el nivel de contestación creciente que está generando al menos esta parte de la nueva normativa municipal. La pasada semana, el presidente de Ruedas Redondas ya advertía del peligro que podía generar la obligación de que los ciclistas tuviesen que circular compartiendo el espacio con el tráfico motorizado en aquellas zonas donde no hubiese carril bici.

El colectivo va a más y ya anuncian una bicifestación para el 14 de febrero, con salida desde el puerto, para reivindicar una red de carriles bici segregados del tráfico a motor y protegidos. "Los TimoCarril30 que ha habilitado el Ayuntamiento son inseguros y no sirven para que cualquier persona pueda usar la bicicleta con seguridad", expresan desde Ruedas Redondas, al tiempo que advierten de que la infraestructura actual destinada a los ciclistas en la capital es "mala, inconexa y con falta de mantenimiento".

"La falta de seguridad es especialmente grave en el caso de niños de menos de 12 años, ya que la Ordenanza de Málaga no recogió las alegaciones de Ruedas Redondas de permitir a los menores acompañados por sus familias usar la bici por la acera", insisten, remarcando que con ello se producirá una renuncia al uso de las bicis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios