Marítimas

El granel agroalimentario retoma su actividad en el puerto de Málaga

  • Los principales operadores portuarios apuntan un incremento de estas mercancías en el tercer trimestre de 2019

Buque 'Asturcon' descargando este lunes trigo, atracado en el muelle número 7. Buque 'Asturcon' descargando este lunes trigo, atracado en el muelle número 7.

Buque 'Asturcon' descargando este lunes trigo, atracado en el muelle número 7. / J. C. Cilveti

Sin haberse obtenido unos resultados demasiado buenos hasta la fecha en lo que al tráfico de graneles agroalimentarios se refiere, el último trimestre de 2019, según previsiones, podría dar un significativo vuelco a las cifras que hasta el momento se han contabilizado en los muelles del puerto de Málaga.

Con un buque de 180 metros, el Asturcon, que atracado desde el domingo en el muelle número siete está descargando 33.000 toneladas de trigo y con la imagen de otro gran bulk carrier, el Ultra Letizia de 199 metros que, hace tan solo unos días dejó en este mismo amarre un cargamento combinado de 57.000 toneladas de cebada y trigo, las expectativas para los próximos meses apuntan a que la carga agroalimentaria volverá a tomar un especial protagonismo en aguas malacitanas.

Convertido en el tráfico más significativo de 2018; en aquel ejercicio se movilizaron 786.868 toneladas, un 46% del total de los graneles llegados, esta mercancía agroalimentaria, que en lo que llevamos de año sólo se ha asomado levemente a los muelles malagueños, quedaba patente en cifras cuando la Autoridad Portuaria presentaba a finales del mes de julio el balance de tráficos del primer semestres de 2019.

En estas estadísticas, que no pormenorizaban al respecto de este tipo de carga, se reflejaba un descenso del 45,3% en el conjunto de graneles; unas mercancías en las que solo se mostraban destacados incrementos en los tráficos y operativas referidas a piensos y forrajes para animales.

Y si bien a priori estos números no parecen nada alentadores, consultados en la mañana de ayer por este diario representantes de las agencias Condeminas Málaga y Servimad Global, las dos principales consignatarias responsables de estos tráficos, las respuestas de ambas empresas aluden a las muy especiales fechas en las que estos movimientos muestran su mayor actividad; unos periodos de tiempo en los que las operativas de barcos con estas mercancías se incrementan muy significativamente.

Teniendo como inicio de la campaña de entradas de graneles agroalimentarios el final del trimestres veraniego, el puerto malagueño, quizás este año con algunas semanas de retraso, comienza ahora su temporada alta para este tipo de carga. Unas mercancías que según las previsiones de las agencias encargadas de estos tráficos cerrarán el presente año con unos números que, igualando a los de 2018, podrían superarlos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios