Málaga

Una guía para la detección temprana de psicosis y esquizofrenia

  • El documento incluye recomendaciones sobre las opciones de tratamiento que se han mostrado más eficaces para que los profesionales conozcan las mejores opciones de tratamiento eliminando la variabilidad clínica

Profesionales del área de Salud Mental Profesionales del área de Salud Mental

Profesionales del área de Salud Mental

Profesionales de Salud Mental del Hospital Regional Universitario de Málaga han elaborado una guía de práctica clínica con el objetivo de mejorar la detección temprana de los trastornos psicóticos y la esquizofrenia y ayudar a afrontarlos.

La guía, desarrollada con el apoyo metodológico de la Universidad de Málaga, está dirigida tanto a profesionales de los centros de Atención Primaria y de las unidades de Salud Mental de toda la comunidad, así como a usuarios y familiares.

Durante la presentación este lunes en Málaga, se ha destacado la importancia de la detección temprana de este tipo de trastornos psicóticos, porque junto al tratamiento precoz pueden lograr una buena respuesta y una mejor recuperación del paciente, según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado.

El psiquiatra, Antonio Bordallo, ha subrayado que los pacientes con estas patologías pueden presentar "un deterioro en el funcionamiento personal, que puede incluir aislamiento social, comportamientos inusuales, aparición de ideas extrañas y una disminución general de interés por las actividades de la vida diaria.

Los pacientes con estas patologías pueden presentar "un deterioro en el funcionamiento personal, que puede incluir aislamiento social"

La guía incluye recomendaciones sobre las opciones de tratamiento que se han mostrado más eficaces para que los profesionales conozcan las mejores opciones de tratamiento eliminando la variabilidad clínica.

Asimismo, pretende facilitar al médico de familia la detección de posibles casos de psicosis para una derivación rápida a los servicios de salud mental, así como en el cuidado de la salud física de pacientes con un diagnóstico de esquizofrenia que se encuentran estabilizados. 

Por otro lado, puede ser utilizada como fuente de información para los usuarios y familiares sobre las intervenciones farmacológicas, psicológicas o de cuidados recomendadas.

En este sentido, el también psiquiatra y coordinador de la guía, José María García-Herrera, ha señalado que la publicación recomienda que el abordaje de estos trastornos se haga fundamentalmente en el ámbito de la comunidad y que hay que evitar en la medida de lo posible la hospitalización involuntaria de estos pacientes.

Según García-Herrera, para ello es necesario crear nuevos dispositivos comunitarios como "los equipos de atención temprana para la psicosis, equipos de intervención en crisis y hogares de crisis".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios