Málaga

Investigan si un hombre mató a su compañero de piso por una deuda de dinero

  • El individuo, de 70 años, se entregó cinco días después de acabar con la vida de otro, de 77, en Torremolinos

Policía nacional en una imagen de archivo. Policía nacional en una imagen de archivo.

Policía nacional en una imagen de archivo. / M. H.

Un hombre de 70 años se presentó ayer por la tarde en la comisaría de Policía Nacional de Torremolinos y confesó que había matado a otro, de 77, a martillazos. Ambos convivían juntos. Una deuda de dinero que mantenían pudo ser el detonante, según fuentes cercanas al caso consultadas por este periódico. La investigación apunta a que habían transcurrido al menos cinco días desde que el individuo la emprendiera a golpes con un martillo y acabara con la vida de su compañero de piso. El supuesto homicida fue detenido una vez que los agentes comprobaron “la veracidad de los hechos”, explicaron fuentes policiales.

Tras recibir el aviso de los hechos, varias dotaciones acudieron hasta el lugar en el que supuestamente se encontraba la víctima. Los investigadores descubrieron el cuerpo sin vida de un anciano y constataron que había sufrido una muerte violenta. La autopsia que se le practicará en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga permitirá arrojar más luz al caso, del que se ha hecho cargo la Policía Nacional. 

La Policía comprobó la veracidad de la confesión y detuvo al supuesto homicida

Las primeras pesquisas apuntan a que el fallecimiento pudo producirse el pasado lunes y que podría estar relacionado con una discusión que el autor confeso, de nacionalidad española, mantuvo con la víctima por un asunto económico. La Policía le ha detenido por su presunta implicación en un delito de homicidio. 

En agosto del año pasado, un anciano también mató supuestamente a golpes a una compañera de la residencia de Guaro en la que convivían. El presunto autor ingresó en el Hospital Clínico para valorar las causas que pudieron determinar su comportamiento. Estaba siendo valorado por especialistas en salud mental.

La muerte de la mujer se produjo en un pasillo de la zona de habitaciones y quedó grabado por las cámaras de videovigilancia. El anciano, de 89 años, que al parecer sufría un principio de demencia, dormía con sujeción mecánica. En las cámaras se observaba a la víctima, de 84 años, deambulando por el pasillo desorientada e intentando entrar en la habitación del anciano, que al verla, la arrojó al suelo y comenzó a propinarle patadas. También golpeó a un compañero de habitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios