Economía

La hostelería de Málaga se echa hoy a la calle para pedir un plan de rescate

  • Los restaurantes o los locales de ocio nocturno están atravesando una de sus peores crisis

Una concentración de protesta de profesionales del ocio nocturno en agosto. Una concentración de protesta de profesionales del ocio nocturno en agosto.

Una concentración de protesta de profesionales del ocio nocturno en agosto.

Miles de hosteleros malagueños, tanto propietarios de restaurantes como de discotecas, están al borde de la quiebra tras seis meses con sus establecimientos cerrados o sin apenas actividad y, tras varias protestas en las últimas semanas, han decidido dar un paso más y este martes se manifestarán desde el parque hasta la delegación provincial de la Junta de Andalucía situada en la Alameda Principal. La manifestación comenzará a las 11:00 y se desarrollará también en otras provincias andaluzas.

Bajo el lema Salvemos la hostelería y el ocio nocturno, la protesta está convocada por las patronales Mahos, Hostelería de España, Andalucía de Noche, España de Noche y Horeca. La situación de los negocios es distinta, pero en cualquier caso reclaman un plan de rescate para evitar el cierre definitivo de los establecimientos y, con ello, la pérdida de miles de empleos. En el sector aseguran que podrían perderse 5.000 empresas y 25.000 puestos de trabajo.

El presidente de la patronal hostelera Mahos, Javier Frutos, ha lamentado en varias ocasiones que numerosos restaurantes, sobre todo del centro histórico, están perdiendo hasta un 60% de facturación respecto al año anterior por la falta de clientes, la reducción del aforo o por el adelanto del horario de cierre de los establecimientos, que se suma a que los locales de ocio nocturno están clausurados. No hay ingresos o son muy reducidos, pero hay costes ingentes como el del alquiler de los locales que los propietarios de los restaurantes tienen que seguir afrontando, de forma que muchos de ellos han tenido que pedir créditos para abonar esos alquileres con la confianza de que la pandemia pueda remitir en los próximos meses.

La situación de los locales de ocio nocturno es aún peor ya que la Junta de Andalucía les obligó a cerrar para evitar una mayor propagación del coronavirus. Los empresarios de este sector han asegurado en varias ocasiones que sus locales no son focos de infección, que cumplen con todas las medidas de seguridad impuestas por el gobierno autonómico y piden que clausuren solo aquellos que no lo hagan bien. Juan Rambla, vicepresidente de la patronal Andalucía de noche, exige a la Junta de Andalucía que, al decretar un cierre completo del sector desde agosto, lance un plan de rescate que les permita sobrevivir hasta que la situación se normalice. “Si no nos dejan abrir tendrán que cubrir los gastos de nuestros negocios”, afirma Rambla, quien ha explicado que la Junta “aprobará una ayuda al ocio nocturno y para parques infantiles de dos millones para ayuda al alquiler”, pero es un importe que considera “insuficiente”. Tras la manifestación de hoy leerán un manifiesto y lo registrarán en la sede del gobierno de la Junta en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios