pandemia

Los hosteleros de Málaga valoran la reapertura, pero lamentan que con las restricciones "se hace complicado"

  • "Hay muchos establecimientos que no han querido correr riesgos ni de comprar aprovisionamiento, ni tener que rescatar personas del ERTE", afirma el portavoz, que cifra en un 60% el porcentaje de locales abiertos 

  • Los motivos de la hostelería

Sillas de un bar de Málaga cerrado Sillas de un bar de Málaga cerrado

Sillas de un bar de Málaga cerrado / Javier Albiñana

Bastante menos establecimientos hosteleros de los previstos en un principio en Málaga han reabierto desde este pasado sábado sus puertas, tras permanecer cerrados al superar los 1.000 casos de COVID por cada 100.000 habitantes desde el 3 de febrero, según ha explicado el presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), Javier Frutos, que ha detallado que el porcentaje de apertura se sitúa aproximadamente en un 60 por ciento.

Así, ha recordado que se parte, además, de que alrededor del 25 por ciento ha dejado de estar abierto; mientras que del resto que "ha quedado vivo, es cierto que hay un porcentaje, sobre el 60 por ciento, aproximadamente, que serán los que han abierto".

"Hay muchos establecimientos que no han querido correr riesgos ni de comprar aprovisionamiento, ni tener que rescatar personas del ERTE", ha detallado en declaraciones a Europa Press.

Frutos ha señalado que durante el pasado fin de semana "el movimiento fue relativamente bueno", pero ha advertido de que con las restricciones que hay, entre otros, de aforo u horario de cierre, "se hace muy complicado, incluso, el cubrir gastos". "Al final estamos cerrados a las 18.00 horas, con unos aforos muy limitados, cosa que hace casi imposible la capacidad para facturar y cubrir gastos de cualquier negocio", ha subrayado.

Así, ha insistido en que la situación del sector "sigue siendo crítica", por lo que ha esperado que "vayan bajando los contagios y permita que cada vez abramos más establecimientos y, poco a poco, intentemos recuperar la normalidad". Eso sí, ha dejado claro que "sin ayudas directas por parte de las administraciones el sector sigue en un estado muy crítico y se va a ver abocado al cierre de muchos negocios".

Por otro lado, ha criticado, además, que la oficialidad de la apertura "no la tuvimos hasta el viernes por la tarde", cuando se publicó en el Boletín Oficial de la Junta: "Eso hace inviable una apertura de un establecimiento".

"Así no se puede trabajar; ya de por sí nos está costando mucho trabajo y este tipo de medidas y hacerlas así hace muy complicado el llevarlas a cabo", ha concluido el presidente de los hosteleros malagueños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios