Huelga en Renfe | 30 de agosto y 1 de septiembre Convocan nuevos paros de cuatro horas en los trenes de Renfe

  • Los Cercanías de Málaga, con una reducción del 50%, serán los más afectados por esta nueva jornada de huelga

Viajeros observando los paneles informativos en la estación de trenes de María Zambrano Viajeros observando los paneles informativos  en la estación de trenes de María Zambrano

Viajeros observando los paneles informativos en la estación de trenes de María Zambrano / M. N. (Málaga)

Este viernes, 30 de agosto, y el próximo domingo, 1 de septiembre, tendrán lugar las dos últimas jornadas de la huelga de Renfe, convocada por los trabajadores, en las que se repetirán los paros de cuatro horas en los trenes de Cercanías y AVE, que transcurrirán entre las 12:00 y las 16:00, por la mañana, y por la tarde, de 16:00 a 00:00, según ha anunciado el sindicato Confederación General del Trabajo (CGT).

La CGT ha evaluado, a través de un comunicado, que los trenes más afectados en Andalucía por la huelga en Renfe serán los de los núcleos de cercanías de Málaga, Sevilla y Cádiz, que se reducirán en un 50%, y ha anunciado que los efectos se dejarán notar "especialmente el domingo 1 de septiembre, donde además están programados, como cualquier domingo, un menor número de circulaciones de trenes de proximidad".

Este sindicato ha argumentado que su convocatoria de paros obedece a "la falta de interés por resolver la grave situación de la empresa Renfe, tanto por la Dirección del grupo como por parte del Ministerio de Fomento" y ha sostenido que "se ve obligada a realizar huelgas que visibilicen la nefasta gestión y el abandono del ferrocarril público en nuestra Comunidad Autónoma en particular y en todo el Estado en general".

El sindicato ha informado de que solo el 3% de la plantilla podrá ejercer su derecho de huelga "ante la imposición por el Ministerio de Fomento de unos servicios mínimos desorbitados que conculcan el derecho de huelga y la interpretación de Renfe de los mismos", circunstancia que lleva, según el relato del sindicato, a que "obliga a trabajar a la práctica totalidad de la plantilla mediante entrega de carta de servicio".

"La perentoria falta de personal ferroviario y de trenes, conlleva que múltiples servicios ferroviarios se estén prestando con autobuses", ha indicado el sindicato, que ha asegurado que vuelve a reclamar mediante "la huelga unas ofertas de empleo público que posibiliten el rejuvenecimiento de la plantilla y minimicen los efectos de muchos años de destrucción de empleo a través de ERE pactados con los Sindicatos mayoritarios".

CGT denuncia que solo el 3% de la plantilla podrá ejercer su derecho de huelga

Asimismo, ha apuntado hacia el Ministerio de Fomento y la Dirección política de Renfe, a los que ha atribuido que "están llevando a la ciudadanía a perder el tren y a que las millonarias inversiones públicas realizadas en nuevas infraestructuras ferroviarias pasen gratis a ser gestionadas por empresas privadas para su lucro particular".

El sindicato ha defendido que al Ministerio y a la empresa "les importa únicamente las rentabilidades económicas, dejando al margen la rentabilidad social del ferrocarril y el servicio público que está obligado a prestar a diario". CGT ha señalado que esa preocupación debe manifestarse "no solo cuando hay huelgas convocadas, único momento en el que parece importarles".

CGT ha lamentado "tener que recurrir a la huelga en Renfe para que se hable del ferrocarril y su endémica falta de personal", pero ha considerado que "es el único modo de que en esta comunidad autónoma y en este país se hable de la emergencia ferroviaria en la que las políticas desmanteladoras de los sucesivos y respectivos gobiernos nos sitúan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios