Inauguración de los trabajos de reurbanización de la Alameda Principal La nueva Alameda de Málaga abre el telón

  • Las autoridades la reabren este miércoles tras ser sometida a su segunda gran transformación

  • El lateral norte estará incompleto al menos hasta fin de año; en la parte sur se trabaja en el cruce con San Lorenzo 

Vista de la reurbanización de los ejes central y sur de la Alameda Principal. Vista de la reurbanización de los ejes central y sur de la Alameda Principal.

Vista de la reurbanización de los ejes central y sur de la Alameda Principal. / Jesús Mérida

La Alameda Principal se enseña, se muestra tras el telón. Lo hace renovada, sometida a una operación de cirugía estética de efectos evidentes pero aún inconclusa. La segunda gran transformación en su historia deja ver el lateral sur cerrado al tráfico, destinado al peatón; el eje central como dominio exclusivo para el vehículo, que pierde la preeminencia de tiempos no tan lejanos, en los que llegaron a circular por esta avenida del orden de 60.000 coches.

El ala norte copia a su hermana más próxima al soho. Hasta última hora de esta tarde los operarios se afanan en cerrar los detalles en esta sección de la obra, sumida en una cuenta atrás infatigable, en la que han tenido que trabajar en doble turno y asolados por temperaturas en muchas ocasiones próximas a los 40 grados de temperatura.

Y todo con la necesidad de que el pase de revista a la nueva Alameda, que está sin rematar y no lo estará hasta finales de año o más allá, tenga lugar el mismo día en que se lanzarán los fuegos artificiales de inicio de la Feria. Sin el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, pero con un reparto encabezado por los consejeros de Presidencia, Elías Bendodo, y de Fomento, Marifrán Carazo, y el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre.

La inauguración que no fue posible antes de las municipales del pasado mes de mayo, ante el evidente retraso de la intervención urbana, tiene lugar ahora. Un paseo por la calle remozada para presumir de un proyecto de una carga simbólica incuestionable. Tomada la decisión de ganar para el ciudadano los laterales y no el espacio central, la ganancia es evidente. La suma de la zona peatonal alcanza los 23.000 metros cuadrados, equivalente a cinco calles Larios.

La intervención trae consigo una renovación en toda regla de lo que antes existía en la Alameda. Decisiones algunas cuestionadas por la ciudadanía, caso del cambio de las farolas, la apuesta por un diseño nuevo para los tradicionales quioscos de flores, fuentes para saciar la sed, sillas repartidas para garantizar el descanso, una zona de juego infantil en el cruce casi con la Alameda de Colón... Y el traslado, previa restauración, del conjunto escultórico del Marqués de Larios, que mira desde hace ya semanas de cara a su calle.

La apertura formal de la parte ya reurbanizada (queda en la parte norte la sección que se extiende entre Puerta del Mar y Larios y el punto en el que se encuentra la boca de acceso al túnel del Metro) tiene lugar formalmente este miércoles, aunque este martes la ciudadanía ya disfrutaba en plenitud de la parte sur. En ella, mientras los obreros siguen actuando junto a la calle San Lorenzo (fase de la obra que requerirá aún de varios meses más de labor), un grupo de turistas avanzaba desbocado sobre sus patinetes eléctricos.

Varios turistas transitan por el lateral sur de la Alameda sobre patinetes eléctricos. Varios turistas transitan por el lateral sur de la Alameda sobre patinetes eléctricos.

Varios turistas transitan por el lateral sur de la Alameda sobre patinetes eléctricos. / S. Sánchez

El paso de gigante que se da con la transformación es evidente no solo para quienes la caminan a diario, sino también para los sufridos comerciantes que han podido aguantar un periplo casi interminable. A los trabajos de ejecución del Metro, que tuvieron su inicio a finales de mayo de 2015, se sumaron los de la transformación de la calle, que en sus fases iniciales ya se dejaron sentir hace ahora unos 15 meses.

"La sensación es de alivio y alegría", explica José Ferrer, presidente de la plataforma de comerciantes y empresarios del Entorno Alameda , ante la inminente apertura formal del nuevo espacio. Ferrer pone en valor el trabajo realizado en los últimos meses por la Junta de Andalucía en el cierre y reurbanización de las zanjas del Metro en la parte norte. "En cuatro meses han hecho lo que los otros no hicieron en dos o tres años", ha afirmado. "Está quedando la cosa bonita, fina y con ganas de pasear por la Alameda", ha expuesto.

De acuerdo con los datos manejados por el colectivo, en todos los años ya transcurridos desde el arranque de las operaciones, "directa o indirectamente se ha podido ver afectado el 70% de los locales de la calle, no solo los que hay al pie, también las oficinas en plantas superiores". Entre los nombres propios, el cierre de la peluquería Nebro o el traslado a un local de la parte sur de Luces. Ahora se abre un periodo nuevo, que los empresarios parecen mirar "con optimismo".

Muestra de la transformación que trae consigo esta regeneración es la apuesta de numerosos inversores por el nuevo eje, que, según los analistas, verá en el corto plazo cómo se disparan los valores de arrendamiento de los locales comerciales. Un reciente informe de Savills Aguirre Newman augura un crecimiento de hasta el 70% en estos parámetros, pasando de picos actuales de 29 euros el metro cuadrado a unos 50 euros.

El proyecto de la Alameda va a suponer una inversión próxima a los 8 millones de euros. Las fases 2 y 3, asumidas de manera directa por el Ayuntamiento y correspondientes a las partes central y sur, fueron adjudicadas por un valor próximo a los 4,8 millones de euros, a los que de inicio se ha sumado un modificado de 151.000 euros en los trabajos del eje central, al que en los próximos meses habrá que sumar otro por las labores a realizar en la parte sur. El coste de la sección norte, que ejecuta la Junta, está aun por determinar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios