Sucesos

El incendio de Sierra Bermeja quemó casi 5.000 hectáreas

Pinares calcinados en una zona en la que se ubican antiguos cortijos.

Pinares calcinados en una zona en la que se ubican antiguos cortijos. / Javier Flores (Pujerra)

Un semana ha pasado desde que se inició el incendio forestal declarado en la finca la Resinera, en el término municipal de Pujerra, y que calcinó unas 4.866 hectáreas de Sierra Bermeja según las últimas estimaciones de la Junta de Andalucía, aunque a esta cifra se deberán restar las islas verdes que quedaron dentro del perímetro sin quemar.

Mientras la Guardia Civil trata de esclarecer los motivos que originaron el fuego, ya tomó declaración a cuatro personas y se sospecha que pudo deberse a unos trabajos con maquinaria pesada que se estaban realizando en la zona, en los límites del incendio sigue existiendo un intenso olor a madera quemada y el aire que sale del interior del perímetro todavía se nota muy caliente.

No en vano, sigue existiendo puntos calientes dentro del perímetro, y es que todavía se ven algunos puntos de los que salen pequeñas columnas de humo. Este jueves hasta se tuvo que volver a emplear un helicóptero de extinción para refrescar un área situada en el límite del incendio en dirección a Pujerra y a la que también acudieron retenes de bomberos forestales que se encuentran realizando labores de vigilancia en la zona tras darse oficialmente por controlado por parte del Infoca.

Retén del Infoca en labores de vigilancia Retén del Infoca en labores de vigilancia

Retén del Infoca en labores de vigilancia / Javier Flores (Pujerra)

Unos equipos a los que se puede ver en zonas elevadas desde las que dominar buena parte del incendio y así poder controlar si comienza a salir humo en alguna zona que pueda ser un peligro, tras lo que se procede a actuar sobre la misma. En concreto, cuatro grupos de bomberos forestales, un técnico de operaciones, dos agentes de Medio Ambiente y una autobomba estuvieron durante toda la jornada realizando labores de control sobre esas pequeñas reproducciones dentro del perímetro.

Un incendio que incluso llegó a cruzar en algunos puntos la carretera que une la localidad de Pujerra con la carretera que conecta Ronda con la Costa del Sol, por lo que los efectos de las llamas se hace presente a vehículos, ciclistas y moteros que suelen utilizar esta vía que tiene una especial belleza. Pinares absolutamente calcinados, montes negros y las pequeñas islas de castaño que han resistido en el interior es la imagen que encuentran.

Eso sí, de los puntos desde los que se puede apreciar el incendio han desaparecido los muchos vecinos que se acercaban a los mismos para observar su evolución o preocupados por si terminaba afectando a sus propiedades. Ahora solo algún coche aparcado en la cuneta descubre la presencia de alguno de ellos.

Los castañares han sido un gran aliado de los bomberos. Los castañares han sido un gran aliado de los bomberos.

Los castañares han sido un gran aliado de los bomberos. / Javier Flores (Pujerra)

Precisamente, en la zona casi todos coinciden en que los castañares han sido el gran aliado de los equipos de extinción en esta ocasión, hasta el punto de que se puede apreciar la delimitación del incendio bordeado de castaños verdes que se encuentran en plena floración. "El año pasado nos salvó la lluvia y este año los castaños", señalaba uno de los vecinos.

Ahora, sin casi humo y con la tranquilidad volviendo a la zona, tan solo queda esperar a que el fuego sea dado por extinguido.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios